Inicio / Opinión
Igor de Maack (Natixis IM) /
El retorno del estancamiento financiero
Por Igor de Maack

Con los recientes anuncios del BCE, el diferencial del bono a 10 años alemán se acerca peligrosamente a cero. Las economías europeas parecen estar cayendo de cabeza en la japonización y, en consecuencia, en el estancamiento financiero.

Como consecuencia, el tenedor de bonos soberanos va a tener un papel que desempeñar en la tendencia hacia la redistribución de la riqueza iniciada por los gobiernos bajo la presión de los partidos populistas o bajo la amenaza de los movimientos preinsurgentes.

En Francia, 1.700 millones de euros están invertidos en fondos denominados en euros y la mayoría de estas inversiones están rotando hacia bonos gubernamentales, especialmente franceses. Estos instrumentos tienen sus virtudes, especialmente cuando los tipos de interés son más altos, pero también porque funcionan como sustitutos de los productos del mercado monetario que actualmente no están funcionando y tienen una garantía de capital que está consagrada en la ley (aunque eso podría cambiar ...).

De todos modos, podríamos preguntarnos sobre el futuro de un plan de ahorro que en realidad solo financia a un gobierno empobrecido que hace de los ingresos la piedra angular de la creación de riqueza nacional. Una peculiaridad patriótica, la esquizofrenia financiera ... más que eso, el comportamiento del inversor francés está en desacuerdo con la opinión de los que están en el poder.

El mercado de valores es ahora, por lo tanto, la primera víctima de esta tendencia hacia el pánico financiero. Sin duda, es bastante alarmante para los inversores enfrentarse a las opiniones arraigadas, o incluso extremas, de Donald Trump y Xi Jinping.

Sin embargo, la economía global sigue creciendo y la gran mayoría de las empresas, al publicar sus resultados anuales, no hacen mención alguna a una recesión inminente. Los franceses y, en general, los europeos, con 3,1 mil millones de dólares retirados esta semana de la bolsa europea tienen que despedirse de los mercados de valores por el momento.

La ironía histórica es que fue precisamente el 5 de marzo de 1886 cuando el anarquista Charles Gallo intentó volar el Palais Brongniart, sede de la bolsa de valores francesa con la ayuda de una bomba casera.

Igor de Maack, gestor en DNCA, firma afiliada de Natixis IM

Sobre Igor de Maack

Igor de Maack, gestor en DNCA, firma afiliada de Natixis IM

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.