Inicio / Noticia
Responden los expertos /
Las ventajas de la gestión pasiva en tiempos de coronavirus
10:45 | 19/03/2020
  • Jordi Mercader, director general de InbestMe: “Es muy difícil que en estas situaciones tengamos la disciplina de invertir, por eso hay que sistematizar el ahorro y la inversión"
  • David Romano, jefe de operaciones de Finanbest: "Si tuviéramos una cartera con un riesgo superior al que estamos dispuestos a asumir, nuestros sesgos conductuales podrían llevarnos a vender en pérdidas"
  • Unai Asenjo, cofundador y co-Consejero Delegado de Indexa Capital: "Hemos podido comprobar que los fondos de gestión activa son peores que el índice en subidas y en bajadas de mercado”
  • Para Kevin Koh Maier, responsable de Research y Asset Allocation en Finizens, la clave para invertir en estos momentos de turbulencias es mantener la tranquilidad, realizar una gestión pasiva y a largo plazo
Por Sofía Cisneros

El coronavirus ha traído mucha incertidumbre a los mercados y la inseguridad se ha instalado entre los inversores. Todas las turbulencias, bajadas históricas en las bolsas y las noticias sobre la pandemia que nos asola están contribuyendo a generar estrés y, como consecuencia, decisiones de inversión movidas por las emociones, no por la razón. Ante este escenario, Jordi Mercader, director general de InbestMe, recomienda sistematizar el ahorro y la inversión. “Es muy difícil que en estas situaciones tengamos la disciplina de invertir, por eso hay que sistematizar el ahorro y la inversión, para intentar olvidarse lo que ocurre en el día a día”.

En este sentido, Mercader aconseja invertir a través de estrategias de inversión pasiva. “La gestión indexada es recomendable siempre, es una forma de invertir muy buena puesto que es la forma sencilla de invertir”, apunta. Pero insiste en la importancia de perfilar bien el riesgo de cada inversor.

“La gestión pasiva aporta diversificación, tiene bajos costes por lo que se maximiza la rentabilidad, pero debemos identificar qué riesgos estamos dispuestos a correr, no hace falta intentar abarcar de más. Es importante dormir tranquilo. Estas experiencias demuestran lo importante que es sentirse cómodo con la inversión que tenemos”, añade. Asimismo, considera esencial invertir con una visión de largo plazo. “Mientras que se invierta con una visión de medio y largo plazo y se haga con un perfil de riesgo adecuado para cada persona, es una muy buena forma de invertir”, aclara.

Para David Romano, jefe de operaciones de Finanbest: “Precisamente en momentos de gran incertidumbre, volatilidad y pánico en los mercados financieros mundiales, es cuando más se pueden observar los beneficios de invertir en fondos de inversión de renta variable indexados o de gestión pasiva”. Para el experto, los beneficios que puede reportar estar invertido en fondos indexados en situaciones de pánico en los mercados se pueden explicar citando a tres grandes figuras.

 “No busques la aguja en un pajar, compra el pajar (John Bogle)

La primera de ellas es la diversificación, ya que según considera, en momentos de caída de mercado, es cuando más se nota el efecto positivo de la diversificación. “El simple hecho de estar expuesto a un mayor número de activos repartidos a nivel geográfico, sectorial e incluso a nivel asset class hace que las carteras de los inversores sufran una caída menor que si estuvieran invertidos en fondos más concentrados que hacen “apuestas” por acciones muy concretas”, explica.

Asimismo, considera que la indexación es beneficiosa, no solo en caídas de mercado, sino que también lo es en mercados al alza, ya que no dependes de acertar con tu “apuesta”. “Si el conjunto de la economía crece, los mercados y con ellos los fondos indexados tenderán también a crecer”, apunta. 

“Tan a destiempo llega el que va demasiado deprisa como el que se retrasa demasiado” (William Shakespeare)

Sumado a la diversificación, para el experto de Finanbest, también es más ventajoso estar invertido en fondos indexados que en fondos flexibles. “Normalmente este tipo de fondos reaccionan tarde ante las caídas y subidas de mercado, como no puede ser de otra manera, ya que nadie sabe en el corto plazo el comportamiento del mercado. Esto quiere decir que este tipo de fondos cuando el mercado cae, normalmente sufren la caída, toman posiciones más “defensivas”, aumentando la liquidez o invirtiendo más en activos de renta fija, y cuando el mercado rebota, se pierden el rebote”, explica.

"A menos que puedas ver tus acciones caer un 50% sin que te cause un ataque de pánico, no deberías invertir en el mercado bursátil" (Warren Buffet)

Para terminar, Romano resalta la importancia de tener una cartera ajustada al perfil de cada uno. “Si tuviéramos una cartera con un riesgo superior al que estamos dispuestos a asumir, nuestros sesgos conductuales podrían llevarnos a vender en pérdidas, cambiar a una inversión más conservadora perdiendo el posible rebote... Debemos tener una cartera que nos permita dormir tranquilos incluso en los peores escenarios de mercado”, aconseja.

Respecto a la rentabilidad de este tipo de inversión, Unai Asenjo, cofundador y co-Consejero Delegado de Indexa Capital, recuerda que, según un estudio que realizaron sobre la rentabilidad de los fondos de inversión españoles de 2006 a 2016, la gestión indexada ofrece entre 2 y 5 veces más rentabilidad que la gestión activa. Asimismo, insiste en el buen comportamiento que tiene la gestión pasiva en momentos de caídas, “hemos podido comprobar que los fondos de gestión activa son peores que el índice en subidas y en bajadas de mercado”.

Sin embargo, señala que, en temas de inversiones y de bolsa, “nadie tiene una bola de cristal y nadie es capaz de prever con seguridad la evolución futura de los mercados”. Para el experto, la única certeza son las comisiones, algo que el cliente sabe que tiene que pagar con total seguridad. “Desde Indexa Capital, optamos por maximizar la diversificación de las carteras de nuestros clientes, invirtiendo en fondos indexados a nivel global, y minimizar los costes de nuestros clientes, a través de la indexación y de la automatización de las operaciones”, explica.

Tranquilidad, gestión pasiva y largo plazo

Para Kevin Koh Maier, responsable de Research y Asset Allocation en Finizens, la clave para invertir en estos momentos de turbulencias es mantener la tranquilidad, realizar una gestión pasiva y a largo plazo, tres máximas que, si cumples, “tu patrimonio te agradecerá”. En entornos como el actual, caracterizados por caídas acentuadas de los mercados, Kevin Koh Maire considera fundamental seguir una estrategia de inversión que sea resiliente y que ofrezca al inversor una protección efectiva ante la volatilidad de las bolsas.

“Mantener la tranquilidad y no tomar decisiones emocionales sobre nuestras inversiones arrastrados por los movimientos bursátiles resulta esencial para evitar exponer a las carteras a riesgos innecesarios. La historia de la industria financiera ha demostrado que los mercados globales, aunque sufran caídas, siempre tienen una tendencia alcista en el largo plazo. Su naturaleza hace que, en perspectiva, siempre prosperen. Es por ello por lo que en el corto plazo las rentabilidades de cualquier inversión suelen ser más aleatorias debido a la volatilidad de los mercados y, por lo tanto, fijarse objetivos de rentabilidad bajo esta premisa no es aconsejable para un inversor, independientemente de su perfil de riesgo”, concluye.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.