Inicio / Noticia
El futuro del Big Data /
Sólo el 1% de los datos que se generan en internet pueden ser analizados
09:00 | 03/04/2017
  • El volumen de negocio del sector del Big Data en Europa crecerá desde los 2.000 millones de euros de 2013 a los más de 5.500 millones en el año 2018
  • El 43% de las empresas de EE.UU. ha reconocido recientemente que la falta de capacidades analíticas es su principal debilidad
  • Sólo en EE.UU., existe una demanda potencial de entre 4 y 5 millones de empleos para el próximo año
  • En el caso de Europa, la necesidad de empleados podrá ser incluso superior, puesto que los salarios en start-ups y gigantes norteamericanos son tan atractivos que acaparan todo el talento hacia ellas
Por Ana Llorens

El volumen de negocio del sector del Big Data en Europa crecerá desde los 2.000 millones de euros de 2013 a los más de 5.500 millones en el año 2018 y en este ascenso será clave la demanda de profesionales cualificados. El gran problema del sector está precisamente ahí, en la escasez de profesionales que tengan capacidad para analizar los 2,5 trillones de datos que diariamente se generan en internet. “El 90% de toda la información disponible se ha generado en los dos últimos años, pero solo se puede analizar el 1%”, explican Juan Manuel López Zafra y Ricardo Queralt, codirectores del máster de Data Science para Finanzas de CUNEF durante un encuentro informativo.

Las cifras hablan por sí solas: en una sola hora se suben 2 millones de fotografías a Instagram, se dan 9.375.000 likes en Facebook, se lanzan 20 millones de tweets, se visualizan 183 millones de videos en Youtube y se genera un tráfico de 113.400 terabytes en internet.

El problema es de tal magnitud que los profesores de CUNEF explican que el 43% de las empresas de EE.UU. ha reconocido recientemente que la falta de capacidades analíticas es su principal debilidad y más de la mitad señaló que tiene la necesidad de transformar la capacidad de análisis en información relevante para los ejecutivos.

Un sector clave para el empleo

El Big Data se convertirá en los próximos años en un sector clave para la empleabilidad a lo largo de todo el mundo. Sólo en EE.UU., existe una demanda potencial de entre 4 y 5 millones de empleos para el próximo año, cuando se estima que la brecha entre la oferta y la demanda de las habilidades analíticas será de entre el 40% y el 50%. En el caso de Europa, la necesidad de empleados que encajen con este perfil podrá ser incluso superior, puesto que los salarios en start-ups y gigantes norteamericanos son tan atractivos que acaparan todo el talento hacia ellas. “La gente que está formada se está yendo a EE.UU.. Hay una enorme demanda de trabajadores y se están recibiendo unas ofertas de trabajo que eran impensables hace tres años”, aseguran.

Hay que tener presente, además, la aparición de nuevos players en el sector en segmentos tan dispares como el de telecomunicaciones, el turismo o el sector financiero. La presencia disruptiva de las fintech ha supuesto, sólo entre 2014 y 2016, más de 3.400 operaciones en el sector, con un volumen de negocio global de más de 150.000 millones de dólares. “Para entender la fuerza con la que han irrumpido algunos de estos nuevos players podemos poner el ejemplo de Alibaba - YueBao, que en apenas nueve meses alcanzó un volumen de fondos gestionados similar al que sus competidores tardaron en conseguir entre 10 y 15 años”. Otro ejemplo es Facebook, que cuenta con ficha bancaria en España desde el pasado mes de septiembre.

Data Driven Decision Making, el gran reto del futuro

El Data Driven Decision Making se convertirá en el vector hacia el cambio de paradigma que supondrá la irrupción del Big Data y ya ha encontrado aplicación en ámbitos y sectores tan dispares como el financiero, político, demoscópico o deportivo. “Se trata de que el análisis de los datos no ayude a tomar decisiones más acertadas. Decisiones que van a estar basadas en algoritmos, aunque siempre existe el consejo experto”, comenta López Zafra.

El Big Data puede ofrecer soluciones operativas para algunas incertidumbres a las que se enfrentará en los próximos años la economía española, como la evolución de los tipos de interés, el impacto de la política monetaria del BCE, el sobreendeudamiento, inmigración o política interna, y será el mejor catalizador para encontrar oportunidades en asuntos capitales para la economía, desde el punto de vista de la demografía y longevidad, educación, ciberseguridad, robotización, empleo y fiscalidad.

 

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario