Inicio / Noticia
La digitalización de los activos de inversión /
La robótica reduce el tiempo, la complejidad y el coste de operar con bonos
13:45 | 25/10/2018
  • El mercado de bonos ha registrado una digitalización increíblemente lenta
  • Se ha aplicado la robótica con el fin de dotar de más transparencia, precios más nítidos y acceso a oportunidades comerciales de renta fija de forma más eficiente
  • El uso de robótica y tecnología ha conseguido que operar con bonos sea más barato y menos complejo
Por Futuro a Fondo

El mercado de bonos es uno de los activos de inversión más antiguos y fiables, que proporciona financiación a gobiernos, empresas, hipotecas o proyectos de infraestructura más grandes. Pero a pesar de su popularidad, este mercado de 50 billones de dólares, entre inversores institucionales y minoristas, ha registrado una digitalización increíblemente lenta.

Tanto, que en esta era de inteligencia artificial y automatización la mayor parte de las operaciones se siguen haciendo de forma manual, a menudo a través de una llamada telefónica.

¿Por qué se ha tardado tanto en digitalizar el comercio de bonos? “Uno de los principales factores es que el mercado de bonos está mucho más fragmentado que, digamos, el mercado de acciones. No hay una plaza de ejecución única para las operaciones con bonos y la formación de precios es over-the-counter, lo que alimenta un cóctel opaco de precios indicativos, perfiles de liquidez y comportamientos de negociación muy diferentes entre los diferentes mercados y bonos”, dice Simon Fasdal, responsable de renta fija de Saxo Bank.

Además, recuerda el experto, la escala del mercado de bonos es enorme en comparación con el mercado de renta variable. Hay aproximadamente 43.000 acciones en el mundo comparadas con los millones de bonos que existen. Una compañía puede tener una acción, pero emiten docenas de bonos, con diferentes vencimientos. Cada uno de estos bonos tendrá una liquidez variable y algunos son
más difíciles de negociar”, apunta.

Pero el uso de la tecnología ofrece a los clientes valor añadido en sus operaciones pues se reducen los costes, pero también la complejidad de las operaciones. La implantación de la tecnología robótica está suponiendo que no se necesitan más de 41 segundos para ejecutar una operación y que se registre en la cuenta del cliente.

Según explica Faisal con estas aplicaciones es posible conectar a cada cliente con todo el mercado global de bonos de una manera directa, competitiva y eficiente.

Comentarios

Añadir nuevo comentario