Inicio / Noticia
Estudio Global de Inversión 2019 de Schroders /
El ritmo de retirada previsto puede hacer que los jubilados agoten sus ahorros en 10 años
13:00 | 25/02/2020
  • Tener acceso a más información hasta poder imaginar cómo vivirán una vez acabe su andadura laboral animaría a los encuestados a ahorrar más
  • Los millennials son la generación más optimista: el 38% cree que tendrá ahorros suficientes para cuando se jubile, siendo además, la generación que ahorra el mayor porcentaje de su renta anual
  • Los encuestados creen que es realista pensar que podrán utilizar un 10,3% de sus ahorros cada año sin quedarse sin ellos. Una cuarta parte piensa que podrá utilizar al menos un 15% y la gran mayoría un 5% anual sin agotarlos
Por Futuro a Fondo

Las actuales tendencias en el diseño de los sistemas de pensiones y unas dinámicas del mercado laboral cambiantes hacen que cada vez más personas asuman responsabilidad y riesgo para conseguir una situación económica cómoda cuando llegue su jubilación. El Foro Económico Mundial cifra el actual déficit de los sistemas de pensiones de los ocho países más grandes y poblados del mundo en 70 billones de dólares y prevé que esa cifra llegue hasta los 400 billones en 2050. ¿Estamos preparados o vamos hacia una crisis de las pensiones?

Las conclusiones del Estudio Global de Inversión 2019 de Schroders muestran que, por un lado, los encuestados están ahorrando cantidades razonables, pero en cambio, el ritmo de retirada previsto podría implicar que se queden sin ahorros en diez años. De esta forma nos enfrentamos a dos riesgos principales: no ahorrar lo suficiente y sobrevivir a nuestros propios ahorros, ya que cada vez somos más longevos.

Los encuestados desgranaron una serie de factores que los animarían a ahorrar más para esta etapa: desde tener acceso a más información hasta poder imaginar cómo vivirán una vez acabe su andadura laboral. “En general, la tendencia que vemos surgir es la necesidad evidente de simplificar los sistemas de pensiones en todo el mundo. Las administraciones, los organismos reguladores, los fiduciarios, las empresas y las entidades financieras tienen la responsabilidad de tomar nota y actuar”, señalan desde Schroders.

El estudio abarca una muestra de más de 25.000 inversores (personas que invertirán un mínimo de 10.000 euros en los próximos 12 meses y que hayan modificado sus inversiones en los últimos diez años) de 32 localizaciones de todo el mundo. Entre ellos, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, la India, Italia, Japón, Países Bajos, España, Reino Unido y Estados Unidos.

Los asiáticos son los que más ahorran, americanos y europeos los que menos

Respecto al ahorro, el estudio desprende datos alentadores y demuestra que un gran número de inversores se esfuerza en ahorrar e invertir eficazmente durante su vida laboral para asegurarse un determinado nivel de vida durante sus años dorados.  Los encuestados en América son los que menos ahorran (un 14,5%), seguidos de los europeos (un 14,9%). Los que más ahorran son los asiáticos, con un 15,9% de media. Por regiones, Rusia es donde menos se ahorra (un 11,1%), seguido de cerca por España (11,2%). Austria y Suiza son aquellos en los que más renta se ahorra (el 21,6% y el 21,3%).

Aquellos encuestados que afirman tener un conocimiento “experto” o “avanzado” son los que más ahorran para su jubilación: casi un 50% más que quienes consideran sus conocimientos de un nivel “principiante” o “básico”.

Asimismo, otro de los datos positivos que desprende el estudio es que un 94% de los encuestados considera que aún tienen más capacidad de ahorro. “Contar con información sobre cómo conseguir el poder adquisitivo deseado y con herramientas que les permitan estimar cuál será el coste de la vida cuando llegue el momento de jubilarse es lo que los encuestados señalan que influiría para bien en su ahorro”, apunta el estudio.

A nivel geográfico, los encuestados asiáticos son los más proclives a pensar que se les podría convencer o haber convencido de ahorrar más para su jubilación, los europeos son los que menos comparten esta opinión. Todos los jubilados de la India, China y los EAU que han participado en el estudio creen que hay factores que les habrían hecho ahorrar más para su jubilación. Algo que probablemente se debe a que en estas regiones el sistema de pensiones no está tan consolidado como en otros sitios y ofrece pocas coberturas, unido a que la esperanza de vida aumenta más rápido en Asia que en el resto del mundo. En el otro extremo, tan solo dos de cada cinco jubilados de los Países Bajos (un 40%) pensaba así.

Los millennials son la generación que más ahorra, pero la más impulsiva

A pesar de ser a quienes más lejos les queda la jubilación, los millennials son la generación más optimista: el 38% de los encuestados en este rango de edad cree que tendrán ahorros suficientes para cuando se jubile. Además, se trata de la generación que ahorra el mayor porcentaje de su renta anual (un 15,9% de media). Este porcentaje baja con la edad y los encuestados de la generación silenciosa que aún trabajan con más de 71 años ahorran tan solo una media del 13,1% de lo que ingresan al año. Asimismo, un 97% de los encuestados de esta generación opina que hay factores que les podrían empujar a ahorrar más.

Sin embargo, a pesar de estar abiertos a ahorrar más, los millennials muestran también algunos de los rasgos conductuales más preocupantes. Cuando en el estudio se les pedía elegir las afirmaciones sobre su actitud ante el ahorro para la jubilación con las que se sentían más identificados, tendían a decantarse más por aquellas que revelan sesgos de tendencia al presente, impulsividad y mayor ansiedad que el resto de generaciones.

Las perspectivas de gasto durante la jubilación no son realistas

Los encuestados parecen no ser del todo conscientes de lo que la jubilación supondrá para ellos. De media, creen que es realista pensar que podrán utilizar un 10,3% de sus ahorros cada año sin quedarse sin ellos. Una cuarta parte de ellos piensa que podrá utilizar al menos un 15%. La gran mayoría (el 87%) cree que podrá utilizar como mínimo un 5% anual sin agotarlos.

Esta es una muestra de que los encuestados subestiman el tiempo que van a vivir, la rentabilidad que hace falta para poder retirar una porción tan abultada, o que disponen de otras fuentes de ingresos u otro patrimonio. A nivel geográfico, los europeos parecen ser ligeramente más realistas, creen que podrán utilizar un 9,8% de media (9,4% en España). Geográficamente, Japón es que registra el porcentaje más bajo (7,3%). En el otro extremo, los encuestados en la India piensan que podrán utilizar un 15% sin quedarse sin fondos.

Asimismo, se ha producido un aumento de la preocupación de los jubilados, en 2018 la cifra de encuestados jubilados que no pensaba que tuviese ingresos suficientes para vivir cómodamente era del 15%. Ahora uno de cada cinco jubilados no está seguro de si tendrá suficientes ahorros para toda su jubilación y un 4% de ellos está convencido de que no.

Los factores que merman la confianza: la esperanza de vida y el marco normativo

Este grado de confianza en cuanto a si lo que los encuestados están ahorrando o han ahorrado será suficiente varía alrededor del mundo. Desde el estudio han localizado diversos factores que probablemente influyen en el grado de confianza. El primero es el envejecimiento de la población. Japón es el sitio en el que los encuestados mostraban una mayor preocupación por el importe que han ahorrado. Más de la mitad de aquellos en activo (un 53%) no cree que esté ahorrando lo suficiente y un 44% de los jubilados afirma no haberlo hecho. El dato no resulta tan chocante si tenemos en cuenta que el 30% de la población nipona ya tiene más de 60 años

El otro factor es el marco normativo, por ejemplo, en Australia, tan solo un 17% de los encuestados afirman no estar seguros de ahorrar o haber ahorrado lo suficiente. Australia dispone desde hace años de un sistema de pensiones obligatorio que obliga a realizar aportaciones del 9,5% anual, porcentaje que se incrementará en el futuro. Las expectativas de rentabilidad son el tercer factor, por ejemplo, se espera que tanto China como la India crezcan con rapidez en las próximas décadas, por lo que los habitantes de estas economías tendrán la oportunidad de incrementar su patrimonio personal. 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.