Inicio / Noticia
Perspectivas Julius Baër /
¿Qué cuento nos contarán los mercados en 2017?
09:15 | 23/01/2017
  • Así como hizo la lechera con su cántaro de leche, los mercados han hecho sus cábalas con el impacto que tendrán las medidas de Trump sin que éstas estén todavía bien definidas
  • La subida de los precios ha tardado cinco años en llegar, pero, finalmente, ha llegado y, como en el cuento del emperador, nadie quiere ver que no hay riesgo ya de deflación
  • Como en el caso de Pedro, que avisaba una y otra vez de la llegada del lobo sin ser cierto, los bancos centrales llevan algún tiempo avisando de que la subida del precio del dinero se producirá tarde o temprano
  • Tras un 2016 en el que China ha conseguido salir airoso, seguimos hablando de un patito feo que podrá o no convertirse en cisne algún día
Por Ana Llorens

Los mercados encaran 2017 en máximos y con el desafío de encajar tanto la nueva presidencia estadounidense como el regreso de la inflación, la normalización de los tipos de interés o la evolución económica de China. Son éstos, y no tanto el Brexit o la política europea, los asuntos clave este ejercicio según Pelayo Gil-Tuner Smith, director de gestión de Julius Baër Iberia. Un escenario que bien podemos imaginar a modo de diferentes cuentos tradicionales:

Donald Trump o “El cuento de la lechera”. La llegada del nuevo presidente de la Casa Blanca simboliza, según la firma suiza, este relato en el que la protagonista echa a volar su imaginación pensando en lo que podrá ser y, al final, no es. Algo parecido sucede con Trump y sus promesas electorales. “Antes de Trump no era todo tan malo y ahora no es todo tan bueno”, asegura Gil-Turner. Los aspectos clave de su mandato: inversión en infraestructuras, recorte de impuestos y regulación energética todavía no han sido lo suficientemente detallados como para conocer su verdadero impacto en la economía.

La inflación o “El traje nuevo del emperador”. La subida de los precios ha tardado cinco años en llegar, pero, finalmente, ha llegado y, como en el cuento del emperador, nadie quiere ver que no hay riesgo ya de deflación. Indicadores como el NAIRU anticipan presión sobre la inflación que ya generan los salarios en EE.UU. donde el pleno empleo se roza con la punta de los dedos. Además, según explica el experto, los principales países están cerrando ese gap que se produce cuando el crecimiento es menor del potencial, lo que provoca una espiral deflacionista. En su opinión, “aunque Europa está más rezagado en cuanto a inflación, al menos no va a aportar deflación” con la colaboración de Reino unido y el encarecimiento de sus precios de producción.

Los tipos de interés o “Pedro y el lobo”. La importancia de los tipos de interés radica no sólo en el nivel históricamente bajo en el que se encuentran sino, lo que el mercado descuenta que sucederá en los próximos meses. Como en el caso de Pedro, que avisaba una y otra vez de la llegada del lobo sin ser cierto, los bancos centrales llevan algún tiempo avisando de que la subida del precio del dinero se producirá tarde o temprano. “Los bancos centrales están al límite de su capacidad y las medidas monetarias van a ir decreciendo”, afirma Gil-Turner.

Una situación en la que observamos como el bono alemán cotiza a un PER de 327x frente a las 25x a los que ha cotizado en los últimos años. En su opinión, se trata de una situación antinatura que, no sabemos cuándo va a revertir, pero tienen que hacerlo”.

China o “El patito feo”. Tras un 2016 en el que China ha conseguido salir airoso, para Julius Baër seguimos hablando de un patito feo que podrá o no convertirse en cisne algún día. “La economía china va creciendo por la parte del consumo, pero tiene muchos desequilibrios como la falta de inversión extranjera. Está muy encapsulada”.

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.