Inicio / Noticia
Perspectivas ante la nueva variante /
El posible impacto de ómicron en los mercados y el crecimiento
16:15 | 07/12/2021
  • Luca Paolini (Pictet AM) señala que no es probable que la nueva variante dicte el curso del ciclo económico, aunque puede influirlo. “Prevemos crecimiento y recuperación en servicios, aunque es previsible que permanezca la volatilidad en los mercados financieros"
  • Ben Laidler, estratega de mercados globales de la plataforma de inversión en multiactivos eToro, señala que “las economías, los consumidores y las empresas son más resistentes a cada ola de coronavirus”
  • Desde el equipo de Portocolom AV recuerdan cómo algunos investigadores ya apuntan a que la variante ómicron probablemente no sea intrínsecamente más mortal que la variante delta
  • Seema Shah (Principal Global Investors): "Hasta que los expertos en salud comprendan mejor el impacto potencial de la variante ómicron, los inversores deben permanecer atentos, centrándose en la diversificación adecuada de la cartera para capear la volatilidad del mercado"
Por Sofía Cisneros

Cuando pensábamos que la pandemia estaba más cerca de convertirse en un recuerdo desagradable y que al fin viviríamos unas fiestas navideñas más relajadas, la llegada de una nueva variante, ómicron, ha vuelto para recordarnos que la pandemia sigue siendo una realidad. Sin embargo, los expertos esperan que su impacto no sea muy acusado y analizan sus posibles efectos en la economía.

Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM, por ejemplo, tranquiliza diciendo que, a pesar de la alarma, no estamos como en abril de 2020. “Sabemos mucho más sobre el coronavirus y la sociedad está más preparada para enfrentarlo. El COVID-19 ha causado distorsiones y cuellos de botella en el suministro, pero las economías en general se han adaptado bien.  Además, las vacunas pueden modificarse relativamente rápido para la nueva variante.  Aunque hay que ver si afecta a la reapertura de las economías, probablemente sea posible gestionar la nueva variante”, apunta.

Con todo esto y un tono optimista, el experto señala que no es probable que la nueva variante dicte el curso del ciclo económico, aunque puede influirlo. “La dirección global sigue siendo de reapertura y normalización de las economías. De hecho, de momento, no vemos grandes cambios debido a la nueva variante. Prevemos crecimiento y recuperación en servicios, aunque es previsible que permanezca la volatilidad en los mercados financieros”, anuncia.

Por su parte, Seema Shah, estratega jefe de Principal Global Investors, explica que: "hasta que los expertos en salud comprendan mejor el impacto potencial de la variante ómicron, los inversores deben permanecer atentos, centrándose en la diversificación adecuada de la cartera para capear la volatilidad del mercado. Durante la última semana, la variante ómicron ha dominado los titulares. La preocupación de que pueda ser más contagiosa que la variante delta y de que las vacunas actuales puedan resultar menos eficaces ha llevado a varios países a reintroducir restricciones sociales y algunos incluso han vuelto a cerrar las fronteras internacionales. La ansiedad del mercado se ha disparado".

Sin embargo, advierte de que todavía existe una gran incertidumbre sobre las características de ómicron, y pasará algún tiempo antes de que los expertos comprendan mejor su impacto potencial. Mientras el mundo espera saber más, Shah señala que los inversores deben tener en cuenta dos cosas. En primer lugar, según explica, que en Estados Unidos, tanto el gobierno federal como los estatales, tienen poco apetito por nuevos bloqueos, por lo que es "poco probable que ómicron desencadene un desplome de la actividad económica estadounidense que se acerque a la escala de marzo de 2020".

En segundo lugar, señala que la volatilidad del mercado será elevada en las próximas semanas mientras los inversores digieren las posibles implicaciones de la variante de ómicron. "En este contexto de incertidumbre y angustia, la diversificación de la cartera, en particular considerando la exposición a activos de alto rendimiento y de calidad, sigue siendo la principal herramienta para los inversores", apunta.

Por su parte, Ben Laidler, estratega de mercados globales en eToro, señala que “las economías, los consumidores y las empresas son más resistentes a cada ola de coronavirus”. En lo que respecta a la renta variable, el experto ve “oportunidades de inversión en los valores de “reapertura”. Hasta ahora, las acciones ligadas al teletrabajo “han tenido un buen comportamiento”, opuesto al de los anteriormente mencionados, con una “rentabilidad inferior, beneficios hundidos y valoraciones subyacentes bajas”, explica. Con la llegada de la nueva ola y teniendo en cuenta que “el turismo y el ocio nacional ha rebotado significativamente”, “los temores se centran más en los viajes internacionales y de negocio”, subraya.

Desde el equipo de Portocolom AV recuerdan cómo algunos investigadores ya apuntan a que la variante ómicron probablemente no sea intrínsecamente más mortal que la variante delta (que fue quizás un 30% más mortal que la cepa original de Wuhan) y que podría reducir la eficacia de la vacuna, pero tendrá un menor impacto frente a los casos más complicados en riesgo de muerte. “Pese a esto, los gobiernos de países desarrollados han comenzado a aplicar la política de “prudencia excesiva” y están cerrando su espacio aéreo a vuelos procedentes de determinadas regiones. En cualquier caso, esta nueva variante pone de manifiesto la necesidad de un proceso de vacunación global, sin excluir países ni regiones. No vale solo con vacunar en el mundo desarrollado”, advierten desde Portocolom AV.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.