Inicio / Noticia
Planificar la jubilación /
Planes de pensiones sostenibles: un ahorro socialmente responsable
11:45 | 10/06/2020
  • Carolina Mateo (Ibercaja Gestión): “La inversión sostenible en compañías con adecuada calificación ASG ofrece resultados más sólidos y consistentes en el tiempo y sobre todo en largo plazo (horizonte de inversión idóneo para un plan de pensiones)”
  • Según Alberto Vizcaya (Santander AM) cada vez hay una mayor demanda en la sociedad por productos de ahorro e inversión que no solo generen un rendimiento financiero, sino que también tengan un impacto positivo en la sociedad y en el medio ambiente
  • Álvaro Anguita (Mapfre AM): “Siempre me gusta reafirmarme en la idea de que la ESG no es una moda pasajera, sino que ha venido para quedarse y anticiparse a esta tendencia es muy importante"
Por Sofía Cisneros

¿Sabías que puedes ahorrar para tu jubilación de una manera responsable? Alinear nuestros valores con nuestras inversiones es algo que los inversores demandan cada vez más y la ISR (inversión socialmente responsable) está ganando mucha popularidad. Por ello, ahorrar para la jubilación con criterios sostenibles es algo que muchas entidades ya facilitan a través de sus planes de pensiones. De hecho, según el último estudio del Observatorio de Pensiones de Caser, el 80% de los españoles que sabe que es la ISR tendría en cuenta esta estrategia de inversión a la hora de contratar un plan.

Estos son algunos de planes de pensiones que siguen estos criterios de inversión sostenible.

BBVA Plan Sostenible Moderado ISR

En diciembre de 2019 BBVA lanzó su primer fondo de pensiones sostenible, el cual está destinado a ahorradores con una fecha de jubilación lejana y un perfil de riesgo moderado, pues invierte entre un 30% y un 50% en activos bursátiles para aprovechar el potencial de la renta variable en el largo plazo. A la hora de elegir los activos en cartera, el gestor aplica criterios de inversión socialmente responsable, apostando por compañías con buenas perspectivas ISR. Según informan desde la entidad, la medición de estos criterios es objetiva, a través de MSCI ESG Research. La rentabilidad del año en curso es del -6,68%.

Por otro lado, Caser Pensiones es otra de las entidades que cuentan con un plan de pensiones sostenible. Su plan Caser masXnada Responsable invierte con criterios de ISR, esto implica que la política de inversión excluye activos que incumplen alguno de los diez principios del pacto mundial, basado en declaraciones y convenciones universales. Es un plan de renta fija internacional y está dedicado a personas que van asentando sus ahorros, personas que tienen entre 50 y 60 años. Su rentabilidad media anual a un año es de 6,43%, a cinco años del 1,37%.

CI Climate Sustainability ISR, PP de Caja Ingenieros Vida y Pensiones

Según explica Antoni Fernández, director general de Caixa Enginyers Vida i Pensions, el plan se caracteriza por invertir en compañías que tienen en cuenta su impacto medioambiental, son líderes en la lucha contra el cambio climático y apuestan por prácticas de reducción de consumo de energía, generación de energía limpia y transparencia sobre su generación de emisiones contaminantes.

Se trata de un fondo de renta variable mixta que invierte en emisiones de deuda pública y privada y valores cotizados preferentemente en mercados de países de la OCDE, mediante la selección de emisores en base a criterios de ISR, con especial hincapié en los aspectos ambientales. El plan de pensiones tiene una rentabilidad anualizada a un año del 5,8% y a cinco años del 1,6%.

“Se puede invertir hasta un 20% en compañías que no pertenezcan al universo definido pero que sean coherentes con la etiqueta ISR del fondo y que destaquen por la innovación frente al cambio climático, la reducción de emisiones contaminantes o por su excelente gestión de los riesgos medioambientales, en línea con el resto de las compañías presentes en el fondo”, detalla. En el caso de inversiones en emisiones de deuda pública, se excluyen todos aquellos países que no estén dentro del primer o segundo cuartil del Índice de Desarrollo Humano publicado por la ONU.

Según explica Fernández, se pueden encontrar dos perfiles de inversores: aquellos con un perfil de riesgo moderado, que están comprometidos con criterios ambientales y sensibilizados con mantener la actual calidad de vida más allá de la jubilación e inversores con un perfil arriesgado o muy arriesgado que quieren reubicar las posiciones de su cartera de inversiones con un perfil menos agresivo. “Todos ellos, ahorradores que desean dejar una huella sostenible en el camino hacia la jubilación y así contribuir en la consecución de los ODS”, añade.

Ibercaja Gestión: sostenibilidad y solidaridad en un plan

En el Plan de Pensiones Ibercaja Sostenible y Solidario se compatibiliza la sostenibilidad con la solidaridad, donando parte de la comisión de gestión a impulsar proyectos sociales y medioambientales. Tal y como explica Carolina Mateo, responsable de Desarrollo de Negocio de la gestora de planes de pensiones de Ibercaja, los planes se gestionan combinando criterios financieros y extra-financieros de inversión socialmente responsable (ISR). “Excluyen la inversión en empresas señaladas por dañar el medioambiente o atentar contra los derechos humanos e invierten en compañías que pertenecen a los índices de sostenibilidad más importantes del mundo y en activos y empresas con un negocio muy orientado a la sostenibilidad (bonos verdes y sociales, energías renovables…)”, explica la experta.

El plan Ibercaja Sostenible y Solidario es un plan mixto de renta variable global. La cartera invierte en bancos (14,15%), tecnología (14,08%), electricidad y distribución de gas (9.96%), agua y residuos (7,49%), telecomunicaciones (6,61%), industriales (5,01%) y otros (42,69%). El fondo tiene una rentabilidad acumulada en 3 años del 12,26%, a un año del -3,42%.

Según relata la experta, estos planes están destinados a personas que buscan rentabilizar sus ahorros para la jubilación, pero invirtiendo en productos con un mayor retorno social y medioambiental siguiendo criterios ESG, de manera que el propio partícipe se convierte en “un inversor de impacto”, es decir, que puede influir en una compañía para hacerla más sostenible y rentable.

Mapfre AM Capital Responsable Fondo de Pensiones

Según relatan desde la entidad, el proceso de inversión de este plan incorpora, junto a criterios financieros, un análisis de inversión socialmente responsable (ESG), buscando compañías con un enfoque de inversión sostenible para crear valor a medio/largo plazo. El fondo se constituyó en 2010 y tiene un rentabilidad a cinco años del 0,81% y del -1,20% a un año.

Desde Mapfre consideran que con este tipo de planes se obtiene una rentabilidad a largo plazo a la vez que se contribuye en construir un mundo más sostenible. “La inversión socialmente responsable se ha instaurado como una tendencia creciente a nivel mundial. Las empresas socialmente responsables han demostrado obtener mejores rendimientos financieros en el largo plazo”, expresan.

Álvaro Anguita, consejero delegado de Mapfre AM: “Siempre me gusta reafirmarme en la idea de que la ESG no es una moda pasajera, sino que ha venido para quedarse y anticiparse a esta tendencia es muy importante. Nosotros es lo que estamos intentando desde hace años. Precisamente, ahora estamos recogiendo los frutos de haber apostado de lleno por la inversión socialmente responsable porque creíamos que los inversores y nuestros clientes nos lo iban a demandar cada vez más. No es baladí que de enero a marzo haya registraciones suscripciones netas en nuestra gama de fondos ESG, pese al entorno de elevada incertidumbre provocado por la pandemia. Y, además, todos ellos han registrado un comportamiento mejor que el mercado”, explica.

Santander y su gama de planes sostenibles

En Santander AM cuentan con toda una gama de productos sostenibles enmarcados dentro de Mi Proyecto Santander Sostenible. Según explica Alberto Vizcaya, responsable de Planes de Pensiones del Sistema Individual y EPSVs en Santander AM España, esta gama combina una gestión basada en la estrategia de ciclo de vida con la aplicación de criterios ASG en el análisis y selección de activos. “La incorporación de estos criterios a los planes de pensiones de la gama Mi Proyecto Santander Sostenible se produce en dos fases. La primera concluyó el pasado mes de diciembre y con ella se ha conseguido que el 50% de la cartera de estos planes de pensiones ya incluya criterios ASG. La segunda fase, prevista para finales de este año, pretende que al menos un 70% de la cartera de los cinco fondos de pensiones que componen la gama cumpla con los criterios de sostenibilidad”, aclara.

La gama de planes de pensiones acumula un patrimonio de más de 400 millones de euros, de esta forma Santander AM acapara en torno al 50% del patrimonio gestionado en fondos de ISR. “Hasta hace pocos años, la preocupación por los activos de inversiones sostenibles y responsables era de inversores institucionales. Ahora esto ha cambiado y el inversor retail va ganando peso. La oferta es amplia y accesible para todo tipo de clientes. Ahora le ha llegado el turno a la inversión bajo la estrategia de ciclo de vida”, explica.

Una tendencia en alza que combina rentabilidad con impacto positivo

Carolina Mateo destaca que “la ISR hasta hace no mucho había correspondido a las instituciones, a los organismos públicos, o a las grandes empresas, pero la tendencia actual es que cada vez hay más inversores particulares que buscan activos que cumplan criterios ASG para canalizar sus ahorros y mostrar su compromiso y sensibilización con el impacto medioambiental y social de las empresas”.

Asimismo, la experta recuerda que la sostenibilidad no está reñida con la rentabilidad. “La inversión sostenible en compañías con adecuada calificación ASG ofrece resultados más sólidos y consistentes en el tiempo y sobre todo en largo plazo (horizonte de inversión idóneo para un plan de pensiones)”, apunta. En este sentido, considera que el COVID-19, al igual que la nueva regulación europea impulsarán aún más esta forma de entender la inversión.              

Para Antoni Fernández, la inversión en este tipo de activos es ahora más atractiva que nunca para todos los instrumentos de inversión colectiva y lo atribuye a que el “reinado indiscutible de los combustibles fósiles como motor económico” se está acabando. Asimismo, coincide con Mateo y señalando que los fondos con criterios ESG han registrado un mejor comportamiento respecto al resto durante esta crisis.

Según Alberto Vizcaya cada vez hay una mayor demanda en la sociedad por productos de ahorro e inversión que no solo generen un rendimiento financiero, sino que también tengan un impacto positivo en la sociedad y en el medio ambiente. "Es una tendencia global que se ha desarrollado con fuerza en los últimos años y, en el caso de los planes de pensiones, cobra mayor sentido por su carácter de ahorro a largo plazo", concluye.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.