Inicio / Noticia
Análisis NN Investment Partners /
Los mercados, atrapados entre la economía y la política
10:15 | 17/02/2017
  • Los riesgos políticos podrían sofocar la mejora que registra el crecimiento económico
  • En EE.UU. no cabe descartar nuevas confrontaciones con los tribunales o incluso el poder legislativo
  • En Francia, la nueva cámara podría ser más propicia a la parálisis que a las reformas
  • Toma cuerpo un círculo virtuoso, en el que las empresas contratan más trabajadores y aumentan la inversión, mientras que los consumidores incrementan el gasto
Por Futuro a Fondo

La llegada de una nueva administración estadounidense y la inminencia de importantes citas electorales en Europa están generando una considerable incertidumbre política. Sin embargo, los datos económicos siguen mejorando y transpiran una fortaleza generalizada. La economía mundial parece atravesar por su mejor momento desde 2007 y la dinámica de crecimiento es la más elevada en tres años.

Para el equipo de análisis de NN IP, los riesgos políticos jugarán un papel determinante los próximos uno o dos años, pues podrían sofocar la mejora que registra el crecimiento económico y la mayor confianza existente entre empresas y consumidores. “El resultado del tira y afloja entre esas dos fuerzas contrapuestas determinará seguramente el devenir y la fortaleza del crecimiento futuro”, explican en su último análisis de mercados semanal.

Entre esos riesgos destaca el mix de políticas del nuevo gobierno estadounidense. Hasta el momento, los mercados han celebrado las promesas de la administración de desregulación económica y recortes de impuestos, pero se corre el riesgo de que la retórica proteccionista y nacionalista de la nueva administración azuce guerras comerciales o enfrentamientos geopolíticos. A juicio de la firma, ese no es el único riesgo político que se vislumbra ya que no cabe descartar nuevas confrontaciones con los tribunales o incluso el poder legislativo, con el consiguiente riesgo de graves tensiones sociales.

En la Unión Europea, las elecciones a celebrar este año en importantes Estados miembros podrían dar alas al populismo opuesto a la UE. Los primeros en comparecer son los Países Bajos, donde las encuestas apuntan a que el Partido de la Libertad, liderado por Geert Wilders, crítico acérrimo del proyecto europeo, será el ganador en las elecciones legislativas del próximo mes, aunque sin alcanzar la mayoría absoluta. El escenario más probable es el de una alianza entre varios partidos de una estabilidad limitada.

Los electores franceses acuden a las urnas el 23 de abril en la primera de las dos rondas que decidirán el nuevo presidente. Otra incógnita importante es cuál será la configuración del parlamento francés que salga de las elecciones legislativas de junio, y si se mostrará dispuesto a colaborar con el nuevo presidente. “La nueva cámara podría ser más propicia a la parálisis que a las reformas”, opinan. Además, a su juicio, “aunque el mercado francés de renta variable ha ido a la zaga de sus homólogos en lo que llevamos de año, la auténtica piedra de toque es el mercado de deuda pública, donde el diferencial con la deuda pública neerlandesa se ha elevado a su nivel más alto en varios años”.

También hay riesgos políticos alcistas en Alemania celebra elecciones legislativas más avanzado el año. En las dos últimas semanas, Martin Schulz, candidato del partido socialista, ha surgido como el principal rival para Angela Merkel, la canciller cristianodemócrata que busca su cuarto mandato. "Las diversas encuestas deberían servir para recordar que también existen riesgos de índole alcista: sendas victorias socialistas en los dos mayores países de la zona euro podrían impulsar el reparto de cargas y riesgos en la región a cambio de reformas sociales", destaca la firma.

Por otra parte, los mercados mundiales de renta variable siguen avanzando al amparo de unos datos favorables. Las sorpresas macroeconómicas se estabilizan en niveles elevados y los beneficios empresariales baten las expectativas. Los beneficios son sólidos en EE.UU., Europa y Japón, y muestran una mejora de los márgenes empresariales. La dinámica de beneficios también es favorable, por lo que no es extraño que mejore la confianza empresarial. La fortaleza del mercado laboral impulsa la confianza de los consumidores. En su análisis, la entidad destaca que “parece que toma cuerpo un círculo virtuoso, en el que las empresas contratan más trabajadores y aumentan la inversión, mientras que los consumidores incrementan el gasto”.

Las políticas de Trump tienen cada vez más visos de decepcionar

En relación con las políticas propuestas en EE.UU., “cada día parece más claro que el resultado final no será la ansiada combinación benigna de un elevado gasto fiscal y algo de proteccionismo”, auguran desde NN IP.  En su opinión, “el mercado de renta variable estadounidense no refleja adecuadamente esa circunstancia. Si bien es cierto que los datos económicos son sólidos y los beneficios satisfactorios, y que la desregulación parece estar en camino, al mismo tiempo las primas de riesgo de las acciones estadounidenses han caído a su nivel más bajo desde 2010, con una prima de valoración respecto a otros mercados desarrollados de entre el 15% y el 20%”.

Es decir, la firma se muestra convencida de que la renta variable estadounidense no recompensa adecuadamente el riesgo político y están ligeramente infraponderados en el mercado estadounidense respecto a la Eurozona, donde mantienen una posición levemente sobreponderada, y a Japón, donde tienen una sobreponderación media.

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario