Inicio / Noticia
Encuesta EFPA /
Más del 60% de los inversores vascos invierte en fondos de inversión
09:30 | 30/11/2020
  • La mayoría de clientes vascos (61%) dedica entre el 10% y el 20% de su renta a productos de ahorro e inversión, mientras que tres de cada diez pueden ahorrar más del 20%, el 8% restante apenas ahorra a final de mes
  • La rentabilidad, el riesgo y la comprensión del producto son, por este orden, los principales elementos que tienen en cuenta los ahorradores del País Vasco antes de contratar un producto financiero
  • Durante la crisis del COVID-19, un 39% de los asesores financieros vascos ha experimentado un incremento de clientes, frente a un 16% que señala que ha disminuido
Por Futuro a Fondo

Casi dos tercios de los inversores particulares del País Vasco invierten en fondos (64%), lo que los sitúa como el producto de ahorro e inversión más popular entre los clientes bancarios del País Vasco, muy por delante de los depósitos (36%) y los planes de pensiones (26%). Casi uno de cada cuatro ahorradores invierte directamente en renta variable y el 21% cuenta con algún tipo de activo inmobiliario como inversión o ahorro. Esta es una de las principales conclusiones extraídas de un estudio elaborado por EFPA España entre sus miembros certificados en el País Vasco para analizar el sentimiento de los inversores y clientes en el escenario de crisis actual, derivado de la crisis del COVID-19. 

La encuesta concluye la amplia capacidad de ahorro en el País Vasco, la mayoría de clientes vascos (61%) dedica entre el 10% y el 20% de su renta a productos de ahorro e inversión, mientras que tres de cada diez pueden ahorrar más del 20%, el 8% restante apenas ahorra a final de mes. 

Tabla 1. En qué productos financieros invierten los clientes bancarios del País Vasco

La rentabilidad, el riesgo y la comprensión del producto son, por este orden, los principales elementos que tienen en cuenta los ahorradores del País Vasco antes de contratar un producto financiero determinado, por delante de la liquidez y los temas fiscales, pero, ¿cuál es la principal finalidad de los particulares a la hora de contratar un producto de ahorro e inversión? Ahorrar para la jubilación se sitúa como la primera razón para el 64% de los consultados, por delante de disponer de un remanente para imprevistos (34%).

En ese sentido, más de mitad de los ahorradores vascos (53%) está más preocupado ahora que hace un año por el ahorro para la jubilación. Los planes de pensiones son la primera alternativa para el 52%, aunque resulta interesante que uno de cada cuatro elije otros productos de inversión no específicos (fondos, depósitos…) para ahorrar para la jubilación y un 19% opta por otros productos alternativos como los PIAS (Planes Individuales de Ahorro Sistemático), PPA (Planes de Previsión Asegurados) o los seguros de vida ahorro. 

Begoña Alfaro, delegado territorial de EFPA España para el País Vasco y Navarra, explica que "esta encuesta pone de manifiesto que la capacidad de ahorro del cliente vasco, pese a la situación de crisis que vivimos, es alta, y el alto nivel de cultura financiera del inversor vasco, como demuestra el hecho de que una mayoría no haya cambiado su perfil de inversión en el momento actual de crisis, fruto del pánico por los momentos que hemos vivido en los últimos meses”.

Tabla 2: Perfil de ahorro de clientes bancarios en el País Vasco

Más clientes durante la crisis

La encuesta realizada por EFPA España entre sus miembros certificados también pone de manifiesto que, durante la crisis del COVID-19, un 39% de los asesores financieros vascos ha experimentado un incremento de clientes, frente a un 16% que señala que ha disminuido. Además, existe un creciente interés por las características de los productos financieros que se contratan, como constatan siete de cada diez de los profesionales del asesoramiento en Euskadi. El 61% de los clientes bancarios de la comunidad ha mantenido su perfil de riesgo durante estos meses de crisis financiera y sanitaria, mientras que el 34% ha adoptado un perfil más conservador en los últimos meses para proteger su capital, aun asumiendo menores probabilidades de obtener mayores rentabilidades, en un contexto de tipos bajos prolongados en el tiempo, y el 5% restante está optando por estrategias más agresivas para aprovechar las oportunidades de inversión que pudieran surgir en tal situación. 

En el escenario actual, derivado de la crisis del COVID-19, más de siete de cada diez ahorradores (71%) tienen como principal preocupación financiera la irrupción de una crisis financiera grave, por delante de perder su trabajo (21%) o ver afectados los rendimientos de sus inversiones (4%). 

Solo un 5% de los asesores financieros que ejercen su profesión en el País Vasco está detectando que, en los últimos meses, el grueso de sus clientes está deshaciendo posiciones de sus inversiones, pero un 29% sí circunscribe esta tendencia entre aquellos clientes que cuentan con un perfil de inversión más conservador. En todo caso, una gran mayoría de encuestados (74%) tiene una preocupación alta o muy alta sobre sus inversiones en las circunstancias actuales, mientras que hay absoluta unanimidad sobre la preocupación de la situación económica (muy alta para el 43% y alta para el 57%).

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.