Inicio / Noticia
Análisis de Robeco /
La humanización de las mascotas y el atractivo mercado de inversión que genera
16:15 | 24/06/2020
  • Se estima que el valor de este mercado supera los 190.000 millones de dólares a escala mundial, y los investigadores prevén que crecerá, de media, cerca de un 5% anual entre 2019 y 2025
  • Estados Unidos es, con diferencia, el mayor mercado de cuidado de mascotas del mundo, con un gasto estimado de 95.700 millones de dólares en 2019, un 5,7% más que en 2018
  • El impacto del COVID-19 en este mercado a corto plazo no tiene por qué ser negativo, y de hecho puede resultar positivo a largo plazo
Por Futuro a Fondo

Al mejor amigo del hombre no le falta nada. Cada vez tenemos más mascotas y dedicamos más tiempo y dinero a sus cuidados. Fruto de esta tendencia creciente, el mercado del cuidado de mascotas ofrece perspectivas de crecimiento moderadas pero estables. Actualmente, según datos de Robeco, se estima que el valor de este mercado supera los 190.000 millones de dólares a escala mundial, y los investigadores prevén que crecerá, de media, cerca de un 5% anual entre 2019 y 2025.

Los principales factores que impulsan este crecimiento son el aumento de la tenencia de mascotas en todo el mundo y el incremento constante del gasto por mascota. Esto está dando lugar, entre otras cosas, a un crecimiento del gasto en alimentos más frescos y saludables, así como a una mayor prevalencia de enfermedades zoonóticas, que está generando un aumento del gasto en cuidados sanitarios para animales. Otro factor clave es que los propietarios tratan cada vez más a sus leales compañeros como miembros de la familia, con todas las ventajas y beneficios que esto conlleva.

Además de sus perspectivas de crecimiento moderado, desde la entidad consideran que el mercado del cuidado de mascotas también presenta un perfil relativamente resistente. En Estados Unidos, por ejemplo, el gasto en cuidado de mascotas siguió creciendo incluso durante la crisis financiera de 2008-09. El sector engloba a una serie de marcas fuertes y defensivas y, a pesar de que recientemente han tenido lugar algunas fusiones y adquisiciones, sigue estando relativamente fragmentado. Los expertos de la firma consideran probable que se produzca una mayor consolidación.  

Gasto total en el sector de las mascotas en EE.UU.

Fuente: American Pet Product Association (APPA), febrero de 2020.

Estados Unidos es, con diferencia, el mayor mercado de cuidado de mascotas del mundo, con un gasto estimado de 95.700 millones de dólares en 2019, un 5,7% más que en 2018. Este año, se espera que el mercado estadounidense de mascotas siga creciendo, aunque a un ritmo más lento que en años anteriores. Los expertos del sector calculan que el gasto relacionado con las mascotas aumentará otro 3,5% en 2020, situándose en unos 99.000 millones de dólares a final de año.

Otros mercados, más pequeños pero significativos, son los de grandes países desarrollados europeos como Alemania, Reino Unido y Francia. Fuera de EE.UU. y Europa, los niveles de tenencia de mascotas siguen siendo mucho menores. Sin embargo, algunos países están acortando distancias rápidamente. Por ejemplo, se espera que el mercado chino de cuidado de mascotas crezca a un ritmo medio superior al 14% anual entre 2019 y 2025, ya que los índices de tenencia de animales de compañía aumentan con rapidez. 

Una tendencia en auge

En los últimos años, el rápido aumento del gasto en cuidado de mascotas en grandes mercados desarrollados como EE.UU., Reino Unido, Alemania y Francia también ha traído consigo un incremento de la demanda en mercados más nuevos y dinámicos, sobre todo en Asia. Países emergentes como China, Corea del Sur o India han experimentado un gran crecimiento en sus poblaciones de mascotas, y en la mayoría de los casos el gasto en ellas ha aumentado todavía más rápido.

Por ejemplo, la población de mascotas de Corea del Sur aumentó de 4,9 millones en 2014 a 7,5 millones en 2018, lo que supone una tasa anual compuesta del 10,8%. Por otra parte, se estima que el número de propietarios de gatos y perros en China ha crecido un 8,4% entre 2018 y 2019, alcanzando los 61,2 millones. Aunque esta cifra puede parecer elevada, representa tan solo una diminuta fracción de la población total del país.

En muchos países, los millennials están considerando cada vez más a las mascotas como una auténtica alternativa a los hijos. En Estados Unidos, por ejemplo, representan el mayor grupo demográfico de propietarios de mascotas, en todas las categorías de animales de compañía. Aunque las mascotas generan un cierto gasto, generalmente cuestan menos y requieren menos dedicación que los niños.

Por último, otro hecho reciente que resulta interesante es la aparición de nuevos tipos de ofertas, sobre todo en el sector de venta minorista a través de internet. Las ofertas de contratación de envíos regulares de alimentos, como el “Autoenvío” de Chewy.com, y las cajas de regalos de cumpleaños son un buen ejemplo. Este tipo de ofertas han supuesto un impulso adicional para el comercio electrónico en el segmento del cuidado de mascotas.

Capeando el temporal del COVID-19

A medida que evoluciona la crisis del COVID-19, la pregunta clave para los inversores es si el aumento del gasto en cuidado de mascotas puede verse afectado. Por el momento, los efectos a corto plazo de esta pandemia han sido dispares. Las medidas de confinamiento han obligado a muchas clínicas veterinarias a permanecer cerradas durante semanas. El cierre de los centros de adopción de animales en algunos países también podría ralentizar el aumento de la tenencia de mascotas.

Sin embargo, la situación no es homogénea en todas las zonas geográficas. Mientras que muchos países europeos han mantenido cerrados los refugios para adopción de animales, en EE.UU. estos centros no solo han permanecido abiertos, sino que están quedando casi vacíos, ya que las personas confinadas en sus hogares han adoptado o apostado masivamente por la mejora de las condiciones para sus mascotas. Un fenómeno similar parece haber tenido lugar en otros países, como Australia.

Estos acontecimientos son un buen presagio de cara al gasto futuro, ya que una parte proporcionalmente mayor del gasto en mascotas se genera durante sus primeros años, debido a cuestiones como las vacunas. Esto podría resultar favorable para el sector veterinario, ya que permitiría compensar parte de las disrupciones iniciales. Aunque todavía es pronto para extraer conclusiones, queda claro que el impacto del COVID-19 a corto plazo no tiene por qué ser negativo, y de hecho puede resultar positivo a largo plazo.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.