Inicio / Noticia
Pictet Total Return Akari /
Hiroki Yamakawa (Pictet AM): "El mercado japonés es uno de los más ineficientes del mundo"
14:00 | 16/09/2019
Hiroki Yamakawa, gestor de Pictet AM
  • Con seis billones de dólares, el mercado de acciones japonés es el segundo del mundo y uno de los más líquidos
  • Sin embargo, es uno de los menos eficientes ya que el ruido del mercado provoca que no se reflejen adecuadamente los fundamentales de las compañías
  • Así que es un mercado volátil, que, por su amplitud y bajo coste de endeudamiento (el más barato en Asia) facilita la optimización de cobertura y se presta especialmente bien a enfoques de inversión alternativos
  • El fondo Pictet Total Return Akari es una estrategia de mercado neutral (market neutral) diferenciada por sectores e incluso subsectores
Por Futuro a Fondo

Con seis billones de dólares, el mercado de acciones japonés es el segundo del mundo y uno de los más líquidos. Sin embargo, es uno de los menos eficientes ya que el ruido del mercado provoca que no se reflejen adecuadamente los fundamentales de las compañías. Esto hace que los precios de sus acciones se desvíen en ocasiones de manera notable de su valor intrínseco. De hecho, la diferencia de previsiones respecto a ventas o beneficios de grandes compañías como Toyota o Sony puede llegar a ser de 20% o del 30%, de manera que los analistas sobrevaloran o infravaloran. Es el caso de Sony respecto a la cual existe una diferencia del 33%e entre las estimaciones más altas y más bajas. La consecuencia es que, como las acciones de otras muchas compañías japonesas, sufre fuertes oscilaciones en la temporada de resultados. 

Por su elevada liquidez y bajos costes de transacción, el mercado japonés se ha popularizado entre los inversores extranjeros -que suman la mitad del volumen de negociación diaria. Sin embargo, durante los episodios de estrés, estos inversores tienden a liquidar sus posiciones, independientemente de los fundamentales de las compañías, para cubrir pérdidas en otros activos, mientras que durante las subidas tienden a perseguir al mercado.

Además, el Banco de Japón sigue comprando una cantidad significativa de ETF y junto con el Fondo de Inversión de Pensiones del Gobierno poseen más del 10% de las acciones japonesas de gran capitalización, siendo el mayor accionista en una de cada tres.

Así que es un mercado volátil, que, por su amplitud y bajo coste de endeudamiento (el más barato en Asia) facilita la optimización de cobertura y se presta especialmente bien a enfoques de inversión alternativos. Desde Pictet AM han diseñado una estrategia de mercado neutral (market neutral) diferenciada por sectores e incluso subsectores. "Nos fijamos en diferencias respecto a la previsión de beneficios y ventas a lo largo del tiempo y si los valores están sobrevalorados o infravalorados. Básicamente invertimos en grandes capitalizaciones, más líquidas y apropiadas para la toma de posiciones largas y cortas", explica Hiroki Yamakawa, gestor del Pictet Total Return Akari.

Otra de las ineficiencias de las que se aprovecha este fondo es del nicho de empresas pequeñas que no reciben cobertura por parte de los analistas. En el caso del índice TOPIX el 4% de las empresas no reciben cobertura frente al 1% del S&P 500. "Como llevamos a cabo más de cien visitas a compañías cada año también visitamos las más pequeñas, especializadas en una parte de la cadena de valor, que pocos analistas cubren. Es precisamente en el sub-sector donde podemos diferenciar la realidad del negocio que es solo una parte de la gran compañía", explica Nishimura.

Identificar la cadena de valor global 

Japón se enfrenta a un alza del IVA y a las próximas Olimpiadas, eventos que pueden hacer variar el consumo doméstico. En este sentido, los expertos de Pictet AM prevén una mayor dispersión en la previsión de beneficios. Un contexto en el que creen que hay estrategias que se verán menos afectadas y que generan oportunidades a largo plazo como la venta al por menor ante la subida del IVA. "La incertidumbre de la guerra comercial global y volatilidad con el ciclo económico en máximos nos ha llevado a concentrarnos en historias de crecimiento a largo plazo, donde observamos ganadores y perdedores -todavía vemos en la 5G y embalaje de chips unos catalizadores innovadores-.  Por ejemplo, hemos llegado a tener posiciones largas en Ibiden y Kyocera, explica Teruhiko Nishimura, director de rentabilidad absoluta de acciones de Japón

La cartera del Pictet Total Return Akari está formada por unas 40 estrategias, en cada una de las cuales tratan de mantener una exposición neutral. En cada estrategia pueden tener uno o más valores, tanto en la parte larga como corta, pero procurando que los pares sean de compañías similares. "Además tenemos en cuenta aspectos técnicos, como momento, tamaño y costes de ejecución -para una estrategia largo/corto los costes son importantes y Japón es el más barato en Asia, sobre todo en comparación con China y Hong Kong-. Si no podemos hacer cobertura no tomamos la posición, pero incluso en sectores de poco crecimiento como comercio por menor o alimentación hay compañías mejor y peor y preparadas para la subida del IVA y candidatas a posiciones largas o cortas", añaden.

El fondo, lanzado hace un año tras el éxito del Pictet Total Return Diversified Alpha, proporciona exposición al mercado japonés, limitando el ruido de su mercado, es decir, el riesgo sistemático, para centrarse en las historias idiosincráticas de los valores. La idea es que es posible aprovechar ineficiencias del mercado japonés, uno de los mercados más líquidos de Asia y muy ineficiente, lo que genera oportunidades de selección de acciones, tanto en posiciones largas como cortas.  Nuestro objetivo de rentabilidad es de un solo dígito medio o alto en tres a cinco años, con volatilidad 4 a 6% anual.  Además tratamos de proporcionar protección en las caídas del mercado y, sin seguir un índice", concluye Steve Huguenin-Virchaux, director de estrategias de rentabilidad absoluta de Pictet AM.

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario