Inicio / Noticia
Facilidades de pago y apoyo a los afectados /
Las entidades financieras le plantan cara al coronavirus
11:00 | 24/03/2020
  • Bankinter, Cajamar, Banco Santander o BBVA son algunas de las entidades que ya se han adherido a la línea de financiación ICO-COVID19
  • Banco Santander se compromete a no hacer despidos colectivos ni a acogerse a los ERTES para garantizar los 29.000 empleos directos que tiene el banco en España
  • CaixaBank condonará, durante el estado de alarma, los alquileres de las viviendas de su propiedad
  • Renta 4 y Banca March han puesto en marcha iniciativas para acompañar a los inversores en estos tiempos de turbulencias y procurar que tomen las mejores decisiones
Por Sofía Cisneros

Los efectos del coronavirus y las medidas que se han tomado en todo el mundo para contener su propagación están ocasionando un duro revés económico para muchas familias, empresas y economías. En este sentido, algunos bancos han puesto en marcha distintas iniciativas para intentar amortiguar los efectos que tiene el confinamiento en la economía de sus clientes. Facilidades de pagos, de financiación, servicios de asesoramiento gratuitos, donaciones de material médico o apoyo psicológico a los afectados, así están plantando cara las entidades financieras al coronavirus.

Los bancos se suscriben a las Líneas ICO y facilitan los créditos a los afectados

El ICO (Instituto de Crédito Oficial) es un banco público que ofrece las Líneas ICO. Se tratan de líneas de financiación con las que el ICO facilita fondos con la intermediación de las entidades de crédito. Con motivo de la crisis sanitaria y sus efectos en la economía, el gobierno ha querido movilizar liquidez a través de estos préstamos. Bankinter, Cajamar, Banco Santander o BBVA son algunas de las entidades que ya se han adherido a la línea de financiación ICO-COVID19. Se trata de una línea de 400 millones de euros para mitigar los problemas transitorios de liquidez de empresas y autónomos del sector turístico, el transporte o la hostelería.

Por su parte, Bankia ha anunciado que ampliará los plazos de la financiación del circulante de los autónomos, microempresas y empresas y apoyará con soluciones de financiación puente a aquellas empresas que lo necesiten para hacer frente a los pagos de sus créditos a largo plazo antes de que se implemente la liquidez de la financiación de las líneas avaladas por el ICO. Según expresan desde la entidad, "estas medidas permiten dar oxígeno al tejido productivo en el pago de su financiación a corto y a largo plazo”.

El presidente del banco, José Ignacio Goirigolzarri, ha explicado que “los bancos tenemos que demostrar en estos momentos el papel tan relevante que tenemos y una de las mayores aportaciones que podemos hacer es ayudar a las empresas a salir lo menos dañadas posible de esta crisis sanitaria porque de ello se beneficiará el conjunto de los ciudadanos”.

Asimismo, Santander ha ofrecido un fondo de liquidez de 20.000 millones para cubrir necesidades de liquidez de las pymes a corto plazo. Por otro lado, BBVA también ha puesto en marcha un paquete de medidas entre las que se encuentran: la prórroga y aplazamiento de pagos sobre préstamos y tarjetas de crédito para particulares y pymes, el rembolso y exención del pago de comisiones en los cajeros automáticos o reintegros sin penalización con cargo a cuentas de certificado de depósito, para aquellas cuentas contratadas antes del 1 de marzo.

CaixaBank ha puesto ya a su disposición de sus clientes una línea de 25.000 millones de euros en préstamos preconcedidos para paliar los efectos que pueda tener el coronavirus en el tejido empresarial. Asimismo, los clientes podrán formalizar operaciones de circulante, según sus necesidades, por un plazo de hasta 24 meses. 

Moratorias en el pago de la hipotecaria y condonar alquileres

El efecto de la moratoria es la suspensión de la deuda hipotecaria durante el plazo estipulado en la misma. Según explican desde KPMG, durante ese período no podrá aplicarse la cláusula de vencimiento anticipado que conste en el contrato, ni se aplicarán tampoco intereses moratorios. De hecho, durante ese período, el banco no podrá exigir el pago de la cuota hipotecaria, ni de ninguno de los conceptos que la integran (capital e intereses).

Para beneficiarse de esta moratoria, las personas deben encontrarse en una situación de “vulnerabilidad económica” y esto implica o bien que el deudor hipotecario pase a estar en situación de desempleo, o, en caso de ser empresario o profesional, sufra una pérdida sustancial de sus ingresos o una caída sustancial de sus ventas.

Desde Bankinter han aprobado ir más allá de la moratoria hipotecaria establecida en el Real Decreto Ley del Ejecutivo del pasado 17 de marzo y van a permitir una carencia en el pago del capital de la hipoteca a familias clientes que no puedan acogerse a los requisitos que plantea la citada norma. De esta forma, pagarán menos cuota mensual en su hipoteca ya que de dicha cuota se restará la parte correspondiente al capital por un periodo de hasta cuatro meses, lo que puede reducir la cantidad de manera significativa. Esta carencia en el pago del capital podrá ser prorrogable hasta los 12 meses en aquellos casos en los que sea necesario.

A ese respecto la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, declaró que todos los esfuerzos y energías del banco están ahora “concentrados en tres propósitos: la salud de los empleados, el empleo y el servicio a los clientes”.

Por su parte, CaixaBank condonará los alquileres de las viviendas de su propiedad, durante el estado de alarma. La medida va dirigida a las personas que se hayan quedado sin trabajo o se vean afectados por expedientes de regulación de empleo, así como para autónomos que hayan cesado su actividad o la hayan visto disminuida en más de un 40% como consecuencia del estado de alarma.

Menos comisiones y más facilidades de pago

Otra de las iniciativas de Bankia será la de apoyar a sus clientes con ingresos domiciliados que se están viendo afectados por la crisis del coronavirus. Todos aquellos que a cierre de febrero cumpliesen con los requisitos para quedar eximidos del pago por los servicios o bien para abonar una tarifa reducida, mantendrán las mismas condiciones, aunque hayan dejado de cumplirlos como consecuencia de la situación actual.

Por su parte, Mapfre ha decidido apoyar a sus clientes autónomos y pymes de España descontando de las primas de seguros que tienen contratados con la compañía la parte correspondiente a los días en los que esté en vigor el estado de alarma, cuyas medidas excepcionales para luchar contra la propagación del COVID-19 le impiden a este colectivo desarrollar adecuadamente su actividad. La medida aplicará a todas las actividades, incluyendo aquellas que han permanecido abiertas.

AsimismoMapfre ofrecerá a sus clientes particulares la posibilidad de fraccionar los pagos de la mayoría de sus seguros particulares y de ámbito profesional en una cuota mensual durante el periodo de un año, sin intereses ni recargos de ningún tipo. Por otro lado, y con el fin de contribuir a aliviar la situación que atraviesan sus clientes, la compañía ampliará el periodo de pago de los recibos de los seguros que tengan contratados pymes y autónomos, hasta poder llegar a 60 días.

Santander se compromete a no hacer despidos colectivos ni ERTES 

Banco Santander ha acordado mantener los puestos de trabajo tanto en los servicios centrales de todas sus sedes corporativas como en la red de sucursales en España. En plena emergencia del coronavirus, el banco se compromete a no hacer despidos colectivos ni a acogerse a los ERTES para garantizar los 29.000 empleos directos que tiene en España. Además, ayudará a los proveedores que dan servicio en sus instalaciones, actualmente afectados por el cierre, para evitar que estas empresas se vean obligadas a despedir a sus trabajadores por falta de actividad. El banco negociará con las pequeñas contratas de servicios con más dependencia para cubrir el pago de las nóminas de los empleados más vulnerables.

Asimismo, otras entidades financieras como Renta 4 y Banca March han puesto en marcha iniciativas para acompañar a los inversores en estos tiempos de turbulencias y procurar que tomen las mejores decisiones. En este sentido, Banca March ha abierto un servicio gratuito de consultas sobre macroeconomía y mercados y Renta 4 Banco ofrece diagnósticos gratuitos del patrimonio de cualquier inversor con su ofensiva de las 3 Cs ante el coronavirus: conversar, compartir y conocer.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.