Inicio / Noticia
Según BNP Paribas Wealth Management /
Diez temas de inversión para 2021
11:00 | 25/01/2021
  • En el corto plazo, recomiendan aprovechar el potencial rebote económico en 2021, gracias a las vacunas y a la recuperación económica
  • A medio plazo, localizan tres temas centrados en la búsqueda de rentabilidad
  • En el largo plazo destacan: la apertura de los mercados de capitales en China, nuevos hábitos de consumo, el impacto de las tendencias demográficas o las tecnologías inteligentes
Por Futuro a Fondo

Tanto si buscas invertir a corto plazo como a medio o largo, BNP Paribas Wealth Management encuentra una tendencia de inversión. Concretamente, la firma ha elaborado un documento que reúne 10 temas de inversión para 2021 y en adelante. Los diez temas están agrupados en función del horizonte de inversión y en base a aspectos claves como la sostenibilidad.​

Gonzalo Murcia, director global de Inversiones de BNP Paribas Wealth Management en España, señala que “de cara a 2021 somos optimistas y pensamos que será un año de sólida recuperación económica, respaldado por unos tipos de interés históricamente bajos, tanto a corto, como a largo plazo. Éste debería ser un entorno propicio para la renta variable, el crédito, las materias primas y el sector inmobiliario. Nuestros diez temas de inversión para 2021 se centran principalmente en temas tácticos y estructurales orientados a los mercados de renta variable”.

Tema 1. Vacunas, recuperación y reflación

2021 frente a 2020 será probablemente el año de la recuperación vs recesión, el de la vacuna vs el virus, el año de la apertura vs los confinamientos, el de la reflación (moderada) vs la deflación y el de la debilidad del dólar vs el de la fortaleza de esta divisa. La política monetaria y la política fiscal seguirán siendo acomodaticias.

La inversión al principio del ciclo significa equilibrar la distribución de la cartera: renta variable no estadounidense vs renta variable estadounidense, renta variable de pequeña y mediana capitalización vs gran capitalización, acciones cíclicas vs de crecimiento y divisas distintas al dólar estadounidense vs dólar (para inversores en dólares). Los metales básicos, los metales preciosos, los bonos ligados a la inflación, las infraestructuras y el sector inmobiliario podrán beneficiarse de este nuevo ciclo económico.

Tema 2. Rentabilidad absoluta de baja volatilidad: afrontar el desafío de un mundo de tipos negativos

En el actual entorno de represión financiera, dominado por rendimientos nulos de los activos monetarios y rendimientos negativos de un número cada vez mayor de bonos soberanos, los inversores siguen enfrentándose al desafío de encontrar soluciones con bajo riesgo y rentabilidad positiva.

Para inversores no dispuestos a asumir más riesgo, una manera atractiva de diversificar los activos monetarios sin rendimiento es tomar posiciones en inversiones alternativas con bajo nivel de volatilidad y potencial de rentabilidad positiva. En este sentido, desde la entidad proponen tres clases de soluciones de inversión que cumplen estos criterios: fondos alternativos UCITs centrados en estrategias global macro, long/short equity, event driven y relative value, fondos de renta fija de retorno absoluto y productos estructurados.

Tema 3.  Buscando oportunidades de rentabilidad

Los rendimientos de los bonos se han ido reduciendo de forma constante durante los últimos 40 años. Con tipos bajos (o negativos) en los mercados desarrollados, los inversores que buscan rentabilidad deben alejarse de los bonos gubernamentales tradicionales.

Este tema está dirigido a inversores con un perfil defensivo en busca de rentabilidad. Desde la firma recomiendan una inversión mínima de 12 meses en soluciones de renta fija, fondos de infraestructuras e inmobiliarios.

Tema 4. Una nueva diversificación de cartera para un nuevo mundo

Tradicionalmente, una cartera óptima ha estado compuesta por un 60% de renta variable y un 40% de renta fija. Sin embargo, los rendimientos de los bonos están ahora tan bajos que cada vez pierden más su papel de amortiguador cuando caen los mercados de renta variable. Por lo tanto, es necesario añadir una o más clases de activos a esta combinación tradicional para aumentar la rentabilidad esperada sin aumentar el nivel de riesgo.

Este tema va dirigido a inversores con un perfil de riesgo defensivo o, incluso moderado, que deseen construir una cartera o ajustar una cartera existente, para adaptarla al entorno de mercado actual de tipos de interés bajos. Los activos diversificadores que proponen desde la entidad guardan, históricamente, escasa o ninguna correlación con los mercados de renta variable. No obstante, pueden ser volátiles y, por tanto, requieren un horizonte de inversión superior a 12 meses

Tema 5. Cambios en el dragón: la apertura de los mercados de capitales y la reforma económica en China

El plan quinquenal de Beijing se centra en la demanda interna, así como en la apertura del sistema interno y la internacionalización del renminbi. La prioridad de China en la innovación tecnológica y en la autosuficiencia beneficia a sus empresas tecnológicas nacionales.

El levantamiento de las restricciones en los mercados financieros nacionales, así como la incorporación de las acciones A de China y de los bonos onshore en los principales índices mundiales, hace que los activos financieros onshore de China estén cada vez más disponibles para los inversores extranjeros.

A este respecto, las recomendaciones de BNP Paribas son: valores, fondos y ETFs tecnológicos chinos, valores, fondos, ETFs de acciones A chinas y ETFs onshore de China y fondos de renta fija y mixtos que incluyan acciones tecnológicas, acciones A y/o bonos onshore chinos.

Tema 6. Nuevos hábitos de consumo en un mundo posconfinamiento

El nuevo tipo de consumidores más jóvenes compra hoy de manera diferente: les gusta pasar tiempo y comprar online. Además, a menudo les interesan más las experiencias que poseer bienes tangibles. Este fenómeno juega también a favor de la economía colaborativa.

Debido a la crisis del COVID-19, se ha acelerado una nueva tendencia en el consumo “desde casa”, caracterizado por el comercio electrónico, la comodidad en el hogar, el bricolaje, la jardinería, la vida sana, el cuidado de los animales, etc. Existe una demanda acumulada pendiente significativa, ya que los hogares no han podido gastar lo que era habitual durante los cierres. Esta demanda está lista para aflorar y las vacunas podrían ser un potente catalizador.

Este tema de renta variable está dirigido a inversores dinámicos que deseen beneficiarse de los nuevos hábitos de consumo a nivel mundial. Este tema se podría desarrollar con valores individuales, muchos de ellos de empresas de gran capitalización y, por lo tanto, muy líquidos. Por otra parte, algunos de estos nuevos hábitos aún están en sus inicios y, por lo tanto, requerirán diversificación y/o más tiempo para alcanzar todo su potencial. Por lo tanto, los fondos, ETFs y los productos estructurados representan otras soluciones de inversión para lograr exposición a este tema.

Por último, hay que tener en cuenta que las nuevas tendencias como el streaming, la música, el juego, las compras online y los pagos electrónicos están más desarrollados y son más rentables en Asia, por lo que pueden tener un mayor potencial que en Occidente. Desde la entidad recomiendan, ante todo, una diversificación global.

Tema 7. Tendencias demográficas: mejora generacional de la calidad de vida

El mundo desarrollado se encuentra en un momento de demanda creciente de viviendas, impulsada por una combinación de tendencias demográficas. Existe una elevada demanda por parte del grupo de los millennials en Estados Unidos, que está entrando en la edad de comprar primera vivienda ahora.

El envejecimiento de la población en todo el mundo y los costes desproporcionados de la atención sanitaria en los últimos años de vida son las tendencias que están impulsando una necesidad de actualizar los sistemas sanitarios para ofrecer una mayor calidad de vida y siempre con un control de los costes. Dado este reto urgente, en cuestión de política pública, las medidas preventivas para la mejora del estilo de vida y de la asistencia sanitaria ofrecen oportunidades de crecimiento estructural a largo plazo.

La creciente demanda estructural de viviendas en Estados Unidos, Europa y Asia favorece: acciones estadounidenses y europeas del sector de la construcción de viviendas, materiales de construcción y otros materiales, así como artículos de bricolaje, demanda de materias primas, especialmente cobre y madera y fondos de inversión inmobiliarios (REITs) centrados en la vivienda residencial.

La búsqueda de una vida sana impulsa la demanda en: empresas farmacéuticas/biotecnológicas centradas en tratamientos oncológicos y de Alzheimer, existencias mundiales de productos sanitarios, equipos de fitness para el hogar y “nutraceuticals”, empresas de alimentación y bebida que operan en el sector de la nutrición buscando beneficios para la salud.

Tema 8. Innovación tecnológica al servicio de tecnologías inteligentes

La humanidad está llegando a una nueva etapa importante de desarrollo: la economía del conocimiento ocupa un lugar cada vez más importante en nuestras actividades. Para permitir la innovación, son necesarias, y se están desarrollando, una serie de tecnologías disruptivas, como el 5G y la inteligencia artificial. A su vez, estas tecnologías están estimulando el crecimiento de la demanda de semiconductores, infraestructuras, almacenamiento y ciberseguridad, lo que permite el procesamiento de datos o big data y la perfilación de los consumidores.

Se trata de un tema de inversión en renta variable global con un horizonte de inversión a largo plazo destinado a ocupar un lugar destacado entre otras megatendencias. Este tema está todavía en sus inicios y tardará varios años en alcanzar cierto grado de madurez. Las tasas de crecimiento de las ventas y los beneficios serán impresionantes en el futuro.

Tema 9. La transición energética y el “Pacto Verde”: oportunidades a largo plazo

Existe una conciencia cada vez mayor de que el comportamiento de la sociedad y la economía mundial están estrechamente relacionadas con el ecosistema, las emisiones de CO2 y las fuentes de energía. La transición energética consiste en realizar cambios estructurales desde una producción centralizada basada en combustibles fósiles, que no tenían que pagar por las consecuencias externas negativas, hacia un modelo de energía limpia, renovable y descentralizada.

Desde la entidad ven una enorme demanda de productos y servicios en este ámbito impulsada por las innovaciones, las políticas gubernamentales, los objetivos de CO2 y las preferencias cambiantes de los consumidores e inversores hacia la sostenibilidad. Concretamente, se centran en dos subtemas: innovación tecnológica y equipos de energía solar, eólica, geotérmica, hidroeléctrica y baterías de combustible (hidrógeno) y almacenamiento de energía, fabricantes de equipos eléctricos y de red, baterías y productos y materiales químicos relacionados.

"Prestaremos atención a los valores de empresas que sean agentes clave en estas áreas, así como también a fondos gestionados activamente o ETFs temáticos", señalan. 

Tema 10. Una gobernanza corporativa sólida, clave para una mejor rentabilidad de bajo riesgo: invertir en confianza y rentabilidad

Ejemplos recientes de fraude empresarial han puesto de relieve la importancia que tienen para los inversores los criterios ASG (medioambientales, sociales y de buen gobierno) a la hora de invertir en renta variable, en términos de reducción del riesgo.

Desde 2015, las empresas europeas con un sólido historial de gobernanza empresarial (en relación con la transparencia y los derechos de los accionistas) han superado al índice STOXX Europe de forma consistente. Los inversores que deseen invertir en empresas con excelentes credenciales ASG deberían centrarse en empresas con una sólida gobernanza, un aspecto que en muchas ocasiones se descuida a favor de los criterios medioambientales y sociales, normalmente más visibles.

Contar con un sólido gobierno corporativo y con una alta rentabilidad es una atractiva estrategia de renta variable defensiva a largo plazo y una buena alternativa a los bonos soberanos y corporativos. Los rendimientos de acciones que combinan una sólida gobernanza y alta rentabilidad siguen siendo muy atractivos en comparación con los de los bonos soberanos, que con frecuencia son negativos, y con los rendimientos de los bonos corporativos que actualmente sólo llegan al 0,5% para el crédito BBB en euros.

Aunque desde BNP Paribas prefieran la exposición a valores de empresas con un gobierno corporativo sólido y alta rentabilidad, este tema también se aplica a los bonos corporativos, ya que, con el tiempo, según consideran, una mejor gobernanza se reflejará también en la mejora de las calificaciones crediticias.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.