Inicio / Noticia
En función de la aportación y el salario /
Cuatro ejemplos de las ventajas fiscales de un plan de pensiones o PPA
16:30 | 16/01/2017
  • La aportación mayor o menor a un plan de pensiones puede hacer, en función de las características personales, que la declaración de la renta (IRPF) salga a devolver
  • Desde un ahorro de 750 euros para una aportación anual de 2.500 euros a un ahorro de 3.600 euros si aportamos el límite de 8.000 euros al año
  • Se recomienda rescatar el plan de pensiones al año siguiente (o más tarde) de pasar a la situación de jubilado ya el IRPF será menor que en la etapa laboral
Por Futuro a Fondo

Una de las características más destacables de los planes de pensiones y de los planes de previsión asegurados (PPA) es que son los únicos productos de ahorro que tienen la gran ventaja fiscal de reducir la base imponible en el IRPF, pudiendo conseguir, incluso, que la declaración de renta salga a devolver.

La Ley del IRPF establece que el límite de aportación a Plan de Pensiones y al Plan de Previsión Asegurado (PPA) es con carácter general de 8.000 € anuales y la reducción en base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por aportaciones será la menor de las dos cantidades siguientes: 8.000 € o el 30% de los rendimientos netos de trabajo personal y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio.

Es importante destacar que estos límites son conjuntos para todas las aportaciones/primas realizadas a todos los sistemas de previsión social que establece la Ley (PPA, Planes de Pensiones, Mutualidades de Previsión Social, Planes de Previsión Social Empresarial y Seguros de Dependencia).

Además de estas reducciones comentadas, los contribuyentes cuyo cónyuge obtenga rendimientos netos del trabajo o de actividades económicas inferiores a 8.000 € podrán reducir en la base imponible del IRPF las aportaciones realizadas a planes de pensiones y planes de previsión asegurados de los que sea partícipe/tomador dicho cónyuge, con el límite máximo de 2.500 €.

Desde GlobalBrok, señalan estos cuatro ejemplos donde destaca el ahorro fiscal:

  1. Para una aportación anual de 2.500 euros, un salario anual de 25.000 euros brutos y un tipo marginal del IRPF del 30% el ahorro estimado es de 750 euros, es decir, el 30% de lo aportado.
  2. Para una aportación anual de 5.000 euros, un salario de 50.000 euros brutos y un IRPF del 37%, el ahorro alcanzaría los 1.850 euros.

Para una aportación de 8.000 euros, el límite máximo desgravable, hay dos ejemplos:

  1. con un salario de 50.000 euros brutos y un IRPF del 37% el ahorro estimado sería de 2.960 euros.
  2. con un salario de 65.000 euros brutos al año y un IRPF del 45% el ahorro alcanzaría los 3.600 euros.

 

Como conclusión, desde GlobalBrok señalan que una parte importante de las aportaciones a planes de pensiones/PPA se financia automáticamente al pagar menos en la declaración de la renta (IRPF).

-Al hacer una aportación o aportaciones a planes de pensiones/PPA puede resultar, en función de las características personales, que la declaración de la renta (IRPF) salga negativa, esto es, a devolver.

-Al percibir la prestación de un plan de pensiones/PPA tributa como rendimiento del trabajo por lo que se recomienda percibirlo en forma de renta al año siguiente (o más tarde) de pasar a la situación de jubilado ya que el tipo medio de gravamen será menor que en la etapa en activo o laboral.

-Es importante hacer una pequeña simulación del impuesto sobre la renta (IRPF) antes de final de año para conocer el efecto fiscal que se puede obtener y poder hacer una aportación extraordinaria antes finalizar el ejercicio.

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario