Inicio / Noticia
Megatendencias /
El COVID-19 como acelerador de nuevas tendencias de inversión
18:45 | 12/05/2020
  • Ignacio Perea, director de inversiones en Tressis, localiza tres megatendencias a las que los inversores deben prestar especial atención: la tecnología, la demografía y la sostenibilidad
  • Para que una tendencia no se quede en una moda tiene que provocar un cambio en nuestra manera de ver la vida, es decir, una transformación social
  • El experto ha advertido que algunas tendencias podrían cambiar debido al efecto de la pandemia, donde ha citado la concepción que tenemos de las ciudades o la tecnología
Por Sofía Cisneros

Ignacio Perea, director de inversiones en Tressis, localiza tres megatendencias a las que los inversores deben prestar especial atención: la tecnología, la demografía y la sostenibilidad. Asimismo, recomienda mirar de cerca el efecto que el coronavirus puede tener en ellas, ya que este fenómeno ha podido contribuir a que se aceleren o, por el contrario, haberlas eclipsado. 

Según ha explicado Perea en un encuentro digital organizado por EFPA, para que una tendencia no se quede en una moda tiene que provocar un cambio en nuestra manera de ver la vida, es decir, una transformación social. Este efecto transformador, es fácil de ver en la primera megatendencia que el experto tiene en su radar: la tecnología y digitalización.

Dentro de esta megatendencia destaca el desarrollo del mundo fintech, gracias al cual se está produciendo una “desintermediación financiera” y el auge del pago a través de medios digitales. Asimismo, destaca la tecnología blockchain y la robótica, una tecnología que ya se está aplicando en multitud de industrias, o el big data, el cual pone sobre la mesa famosos debates en torno al manejo de nuestros datos y la ciberseguridad. Por último, destaca la movilidad, una de las tendencias que más se verá influenciada por el coronavirus. “No sabemos como el COVID-19 va a cambiar la forma en la que valoramos el espacio”, apunta.

La segunda gran megatendencia que localiza Perea son los cambios sociodemográficos. “El COVID-19 ha unificado a las generaciones, por ejemplo, generaciones más adultas se han acostumbrado al consumo online”, explica. Estos cambios han provocado alteraciones en nuestros patrones de consumo, donde el comercio online, el streaming o los modelos por suscripción han cobrado gran relevancia. Asimismo, Perea destaca el desarrollo de la clase media en países emergentes, los cuales, cada vez más quieren tener acceso a todas las marcas internacionales que suponen estatus.

Otro de los cambios sociodemográficos de importancia es el envejecimiento poblacional. “La edad media de los países desarrollados está avanzando, por primera vez en EE.UU. hay más gente de 40 años que de menos de 40”, explica. “Esto pone sobre la mesa la importancia de la salud y bienestar”, añade. Además, según relata, esta generación que después de dejar de trabajar tiene una vida extensa plantea un nuevo ocio. Un área en la que el COVID-19 también ha impactado con fuerza. ¿El turismo seguirá siendo la primera opción de ocio después de esto?, se pregunta el experto. 

Por último, recuerda la transformación que está habiendo en las infraestructuras y la urbanización. “Hemos pasado de mega y meta ciudades a hablar de un nuevo tipo de ciudad donde todo puedes hacerlo en 15 minutos”, relata. “El COVID-19 está cambiando nuestro concepto y valor del espacio”.

La última megatendencia que rescata Perea es la sostenibilidad, donde localiza tres tendencias: el agua, la economía circular y las energías renovables. Respecto a la primera, el experto hace hincapié en la escasez del recurso y el desarrollo de los medios para su conservación, los tratamientos, las redes hídricas y el reciclaje del agua. Aspectos que ya están influyendo en numerosas industrias. “No somos conscientes de su escasez, de hecho, es muy barata para el valor que tiene”, ha apuntado.

La economía circular es otra de las tendencias que está impactando con fuerza en las industrias, donde, tanto en los consumidores como productores, el ciclo de usar y tirar se está rompiendo. “Si con los mismos recursos generas más producto, ayudas a tu cuenta de resultados. Es algo que cambia los procesos y diseños de los productos”, advierte. La última tendencia que engloba la sostenibilidad son las energías renovables. El experto ha admitido que durante los vaivenes que ha sufrido la bolsa española las empresas relacionadas con las energías renovables han sido los "caballos ganadores". “Se está canalizando mucha inversión de la industria a estos proyectos, vemos el caso claro de los bonos verdes, la demanda y la emisión es descomunal”.

Respecto al comportamiento de los fondos temáticos, Perea ha señalado que están teniendo unos comportamientos destacados. “Por ejemplo, el Robeco Global Consumer Trends o el Morgan Stanley Global Consumer Trends le están sacando entre 5 y 7 puntos porcentuales de menor caída a sus índices de referencia”, ha señalado.

Asimismo, el experto ha advertido que algunas tendencias podrían cambiar debido al efecto de la pandemia, donde ha citado la concepción que tenemos de las ciudades o la tecnología, la cual esta jugando un papel clave en el confinamiento.

Para concluir, ha recomendado que para identificar estas tendencias es útil fijarnos en nuestros propios hábitos. “Tenemos que ver que pensábamos y usábamos hace dos meses y ahora, ver cómo ha cambiado nuestro uso de la tecnología. Asimismo, debemos ser muy conscientes de que los recursos son limitados y todo lo que sea inversión en la optimización de ellos es algo que hay que tener en cuenta”.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.