Inicio / Noticia
Planificación financiera /
Consejos para enfrentarse a la cuesta de enero
16:45 | 10/01/2022
  • Paula Cabrito (Vivid) recomienda adoptar una visión a largo plazo en cuanto a la recuperación de tu cuenta y trazar un plan para recuperar tus finanzas de enero a finales de marzo
  • Desde Imantia recomiendan usar el mindfulness al pagar y así tomar conciencia de cómo mengua nuestra cuenta corriente en cada compra
  • Cabrito aconseja prepararnos para el próximo año calculando cuánto hemos gastado en regalos y creando un fondo independiente en el que poner algo de dinero
Por Futuro a Fondo

En estas fiestas los españoles hemos gastado una media de 258 euros en regalos, un 7% más que en 2020, y a esto hay que sumar los preparativos de las comidas navideñas, los gastos en ocio y restauración durante las vacaciones, etc. Un sinfín de gastos que, aunque contábamos con ellos, siempre terminan siendo superiores a lo que esperamos.

Para enfrentarnos a la cuesta de enero, desde Imantia y Vivid nos facilitan una serie de consejos que nos ayudarán a recuperarnos y a no vernos en esta situación el año que viene.

En primer lugar, Paula Cabrito, experta en finanzas para el mercado español en Vivid, recomienda adoptar una visión a largo plazo en cuanto a la recuperación de tu cuenta. Es posible que nos sintamos tentados a corregir de golpe todos nuestros excesos de gasto en enero. Nos sentimos muy motivados a la hora de hacer los propósitos de Año Nuevo y, aparte de ir al gimnasio, ahorrar dinero es uno de los objetivos más comunes que nos proponemos. Pero, como sabe cualquiera que haya intentado ir al gimnasio a las 6 de la mañana en enero, es muy fácil caer en tratar de abarcar más de lo que realmente podemos.

“En su lugar, haz un plan para recuperar tus finanzas de enero a finales de marzo. Tengamos en cuenta lo que normalmente ahorramos y añadamos un poco más cada mes”, afirma Paula Cabrito. “Si lo hacemos a lo largo de tres meses, notaremos mucho menos la diferencia que si tratamos de vivir con demasiada austeridad durante todo un mes”.

El segundo consejo que nos da la experta es sacar la tijera, encontrando formas suaves de recortar. Ahorrar más suele implicar encontrar formas de gastar menos. Pero, es más fácil decirlo que hacerlo, sobre todo si ya estamos exprimiendo nuestro presupuesto al máximo. Cuando intentemos encontrar formas de recortar, deberemos tratar de equilibrar el esfuerzo que estamos haciendo con el resultado que queremos lograr.

“Un método que suele funcionar es clasificar los gastos y reducirlos un poco en cada categoría. No toquemos aquellas que no deben reducirse, como la comida o la salud, o las que no podamos cambiar, como las facturas recurrentes”, explica la experta de Vivid. “Pero en todas las demás categorías, comprobemos si una reducción del 10% puede funcionar. Fijémonos un límite y obliguémonos a vigilar las categorías mientras gastamos. Nos daremos cuenta de que estamos tomando pequeñas decisiones que se suman a algo realmente significativo”.

Prepararnos para el próximo año es el último consejo que nos da Cabrito. Sabemos que llegados a diciembre de 2022 probablemente volveremos a estar en la misma situación. Pero ahora tenemos la oportunidad de terminar con este círculo. Para ello, basta con calcular cuánto hemos gastado en regalos y crear un fondo independiente en el que poner algo de dinero siempre que nos sobre. No nos preocupemos si no llegamos a la cantidad total en diciembre, ya que cualquier pequeña ayuda siempre es bienvenida.

Desde Imantia también nos recomiendan preparar una lista con todos nuestros gastos. “Ten en cuenta tanto los gastos más recurrentes (alquiler/hipoteca, luz, móvil…) como aquellos que surgen de forma espontánea (“¿De verdad que son las 9 de la mañana y ya me he gastado 20 euros entre la gasolina de la moto, la revista de running y el café del Starbucks?”). Saber en qué se va el dinero te hará más sencillo eliminar esos caprichos tontos y ahorrar un poco más estas duras semanas”, señalan.

Como parte de nuestra planificación, los expertos de Imantian recomiendan “dejar para mañana -el gasto- que no puedas hacer hoy”. Sí, puede que los armarios de tu casa estén pidiendo a gritos una renovación, incluso que el gato haya destrozado el sofá debido al estrés postraumático de los petardos de Nochevieja. Y aunque necesaria, quizá lo mejor sea dejar esa compra para dentro de un par de meses, cuando tu cuenta corriente esté un poco menos flacucha.

Otro de los consejos es tirar del mindfulness al pagar. “Bizum, Paypal, Contactless… No vamos a negar que esto de ahorrar cada vez es más difícil, sobre todo porque cada vez es más fácil gastar. ¿Soy la única que ha comprado en Amazon casi sin darme cuenta? Haber perdido la parte tangible del dinero puede crearnos la falsa ilusión de estar gastando menos de lo que realmente desembolsamos. Apúntate al mindfulness y toma conciencia de cómo mengua tu cuenta corriente en cada compra”, señala la experta de Imantia, Cristina Zabaleta.

Otro de los pasos que dar para sanear nuestras finanzas en la cuesta de enero es preguntarse si es un capricho o una realidad. “Los Reyes Magos, el Olentzero, el amigo invisible o el Tió de Nadal seguro que te han traído unos cuantos regalos. Eso sí, me apuesto lo que sea a que ha habido un regalo esperado que nunca llegó. Pero las rebajas ya están aquí. Es tu momento. ¡Cuidado! Espera un poco, mira tus cuentas y, sobre todo, analiza ese capricho. Ahora responde sinceramente: ¿Realmente lo necesitas? ¿Es totalmente indispensable? La respuesta es tuya, aunque quizá no sea necesario que agotes esos 230 euros que gastamos de media los españoles en las rebajas de enero del año pasado”, apunta.

Vacantes Asesor Financiero

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.