Inicio / Noticia
Plan de Igualdad 2020 /
CaixaBank firma un acuerdo para potenciar la conciliación, la igualdad y la diversidad entre su plantilla
12:15 | 27/01/2020
  • La entidad financiera se compromete a alcanzar el 43% de mujeres en puestos de dirección en 2021
  • El plan incluye el primer acuerdo laboral de desconexión digital que limita el uso de las nuevas tecnologías para garantizar el respeto al descanso de los empleados fuera del tiempo de trabajo
  • CaixaBank ha establecido formalmente el objetivo de fomentar la igualdad de oportunidades de personas con una discapacidad reconocida oficialmente
Por Futuro a Fondo

CaixaBank ha firmado con la representación sindical un nuevo plan de igualdad que permite a la entidad seguir fomentando los principios de igualdad de oportunidades y diversidad de los equipos de trabajo, potenciar la presencia de mujeres en posiciones directivas y reforzar las medidas de conciliación de la vida personal y profesional.

El acuerdo amplía el anterior plan, firmado en 2011, que ha contribuido a situar a la entidad entre las organizaciones más destacadas de Europa por su compromiso con la diversidad y la transparencia. CaixaBank cuenta con distinciones como la inclusión en el índice internacional de Igualdad de Género de Bloomberg 2020 o la Certificación EFR (Empresa Familiarmente Responsable) de la Fundación Másfamilia.

Entre los objetivos del nuevo Plan de Igualdad 2020 de CaixaBank, destaca el compromiso de alcanzar un 43% de mujeres en posiciones directivas en 2021. Actualmente, este porcentaje se sitúa en un 41,3%.

Como principios generales del plan, figuran la divulgación entre la plantilla del valor de la diversidad y de las políticas de igualdad y conciliación, así como de una gestión eficiente del tiempo y de las reuniones y del uso de un modelo de comunicación no sexista.

Asimismo, y tal y como ya recogía el anterior plan, se incluirá la perspectiva de género en los procesos de selección, tanto internos como externos, para promover la participación del sexo menos representado, a la vez que se fomentarán los principios de respeto e igualdad de oportunidades. Los responsables de selección de personas recibirán formación en materia de igualdad de género.

Entre sus objetivos también se encuentra el de incentivar que las personas que accedan a puestos de dirección sigan acogidas a medidas de conciliación. En ese sentido, los programas de desarrollo directivo incluirán la perspectiva de género, así como formación específica en el uso de herramientas para mejorar la eficiencia del tiempo de trabajo y un compromiso explícito de no discriminación por motivos de ausencia del trabajador por embarazo, baja de paternidad o maternidad o cuidado de un bebé lactante. Estos mismos principios se aplicarán también a la formación que recibe toda la plantilla, que se flexibilizará al máximo para facilitar la conciliación y minimizar los desplazamientos.

Por otro lado, se fomentará el despliegue gradual del teletrabajo en los servicios centrales y en las direcciones territoriales. En el conjunto de la entidad, se facilitará la conciliación del tiempo familiar personal y laboral en las condiciones de trabajo.

Derecho a la desconexión digital

De forma paralela, CaixaBank ha firmado el primer acuerdo laboral de desconexión digital y uso eficiente del tiempo de trabajo alcanzado en el seno de la entidad con la representación sindical, que limita el uso de las nuevas tecnologías para garantizar el respeto al descanso de los empleados fuera del tiempo de trabajo.

Entre las medidas recogidas, se incluye la limitación a las comunicaciones (llamadas telefónicas, correos electrónicos, etc.) por motivos de trabajo entre las 19.00 horas y las 8.00 de la mañana siguiente, así como los fines de semana y festivos. Asimismo, se reconoce el derecho de los empleados a no responder al teléfono o al correo fuera de horario de trabajo o durante sus vacaciones.

Política para personas con discapacidad

Los acuerdos alcanzados se completan con la firma de una política inclusiva de las personas con discapacidad, que establece formalmente el objetivo de fomentar la igualdad de oportunidades de personas con una discapacidad reconocida oficialmente.

Entre las medidas de este acuerdo, figura una evaluación específica de cada puesto de trabajo al que se vaya a incorporar una persona con discapacidad para garantizar que está adaptado a sus necesidades, así como diversos permisos y medidas para que los empleados acogidos al protocolo puedan atender cualquier necesidad médica relacionada con su discapacidad y puedan utilizar en el entorno laboral los medios necesarios para realizar su trabajo, como lengua de signos, braille, medios de comunicación accesibles o incluso, si la discapacidad lo requiere, el acceso con animales de asistencia.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.