Inicio / Noticia
Análisis de Portocolom AV /
Apple, Microsoft, Amazon y Facebook planean conseguir cero neto emisiones para 2050
14:45 | 05/05/2021
  • De las 10 mayores empresas de EE. UU. por valor de mercado, solo cuatro han anunciado planes para conseguir cero neto emisiones para 2050
  • Apple ha reclamado al regulador bursátil norteamericano, la SEC, que establezca reglas para que las compañías presenten información consistente y auditada en su informe sobre emisiones
  • El reto es enorme, las 10 mayores empresas de EE. UU. necesitarán reducir o compensar sus emisiones anuales en 129 millones de toneladas de CO2 para 2050 (equivale a las emisiones anuales de Filipinas)
Por Futuro a Fondo

De las 10 mayores empresas de EE. UU. por valor de mercado, solo cuatro han anunciado planes para conseguir cero neto emisiones para 2050. Y resulta que todas ellas pertenecen al sector de tecnología: Apple Inc., Microsoft Corp., Amazon.com Inc. y Facebook Inc. En el caso de Alphabet Inc. afirman que desde 2007 han compensado totalmente las emisiones, alcanzado en dicho año cero neto emisiones.

Las otras 5 empresas, según explica el equipo de Portocolom AV, JP Morgan Chase & Co., Johnson & Johnson, Walmart Inc., Mastercard Inc. y Bank of America Corp., prometen compensar totalmente las emisiones del scope 1 y scope 2 (las cuales provienen directamente de sus operaciones), pero no la de scope 3 (emitidas por su proveedores y usuarios de sus productos). De las 10 empresas más grandes de EE. UU., Microsoft, por ejemplo, es la primera en el ranking, mientras que Johnson & Johnson es la última.

AstraZeneca, en marzo, tuvo la mayor la puntuación. La farmacéutica se ha comprometido a alcanzar emisiones negativas en toda su cadena de producción. La clasificación se realiza en función de 13 indicadores relacionados con el objetivo de cada una de ellas en cero neto emisiones, y se las da una puntuación del cero al 10. La manera en el que algunas compañías tratan de conseguir este objetivo es comprando “compensadores de carbono”, lo que se está empezando a ver como otra forma de greenwashing o eco-postureo. El reto es enorme. Las 10 mayores empresas de EE. UU. necesitarán reducir o compensar sus emisiones anuales en 129 millones de toneladas de CO2 para 2050 (equivale a las emisiones anuales de Filipinas). Las 18 empresas petroleras más grandes, las cuales tienen objetivos de cero neto emisiones, tendrán que reducir sus emisiones en 3.300 millones de toneladas al año hasta 2050.

Por otra parte, recientemente ha salido a la luz que Apple ha reclamado al regulador bursátil norteamericano, la SEC, que establezca reglas para que las compañías presenten información consistente y auditada en su informe sobre emisiones. Arvin Gnesan, responsable global en Apple de la política medioambiental, comentó: “La divulgación es una importante herramienta para luchar contra el cambio climático. La medición de las emisiones de carbono permite a las compañías comprender su huella de carbono, desarrollar estrategias para la reducción de emisiones, e incluso para alcanzar la descarbonización. Hacer pública esta información puede servir para crear un base de información comparable, consistente y fiable, que ayude a establecer buenas prácticas y promover la competencia en estos pasos cruciales para combatir el cambio climático”.

Hoy en día los informes de sostenibilidad, especialmente aquellos relacionados con el clima, se están convirtiendo en un foco clave para los inversores, con la barrera en que algunos de estos informes nos encontramos falta de consistencia y datos incompletos. La SEC anunció el pasado mes de febrero que, dado que cada vez más los inversores focalizan sus decisiones de inversión en asuntos relacionados con el cambio climático, se veían en la obligación de asegurar el acceso a esta información. Para ello un grupo de trabajo se focalizaría en la mejora de los informes de las compañías en relación con las políticas que están llevando para luchar sobre el cambio climático. En noviembre 2020, Reino Unido anunció su plan sobre la obligación de las compañías de presentar sus informes de divulgación en línea con Task Force on Climate-related Financial Disclosures, siendo así el primer país en el mundo. Por otro lado, los reguladores europeos están revisando su directiva sobre informes no financieros (NFRD) con foco en la mejora de los informes sobre sostenibilidad y cambio climático.