Inicio / Noticia
Infografía mensual de Schroders /
¿Provocarán las guerras comerciales el final del ciclo económico?
13:30 | 08/11/2018
  • Keith Wade, economista jefe y estratega de Schroders: "El efecto del choque en el comercio y la inversión contribuirá a una desaceleración en 2019 y un posible fin a la expansión de Estados Unidos en 2020"
  • Azad Zangana, economista y estratega senior para Europa de Schroders: "Puede que la deuda pública italiana no haya llamado a las puertas todavía, pero sin duda vigila desde ellas"
  • Piya Sachdeva, economista especializada en Japón de Schroders. "El bajo nivel de desempleo de Japón sugiere que el mercado laboral japonés no puede crecer más, pero la fuerza laboral femenina 'oculta' es una fuente importante de crecimiento para la economía"
Por Futuro a Fondo

Las guerras comerciales, la deuda italiana y el mercado laboral japonés protagonizan la infografía mensual de Schroders correspondiente al mes de octubre. Las guerras comerciales entre Estados Unidos y China se han intensificado con otra ronda de aranceles por ambas partes y, según el último informe mensual de Schroders, se espera que la disputa se prolongue y que todo el comercio entre las dos naciones esté sujeto a aranceles a finales de año. "El impacto en la actividad global es negativo, pero la disputa tendría que escalar más allá de China y EE.UU. para cerrar el ciclo", explica Keith Wade, economista jefe y estratega de Schroders. Así, Wade señala que al combinarse con el impacto de una política monetaria más estricta y un debilitamiento del estímulo fiscal, "el efecto del choque en el comercio y la inversión contribuirá a una desaceleración en 2019 y un posible fin a la expansión de Estados Unidos en 2020". 

 

Italia: la deuda vigila a las puertas

Cuando se trata de las finanzas públicas de Europa, Italia siempre ha sido el "elefante en el habitación". Con una deuda en torno al 132% del PIB, Italia es altamente vulnerable a la macroeconomía. Aunque no es el país más endeudado de Europa (Grecia todavía ostenta ese título) Italia es simplemente demasiado grande para rescatarla.

Su enorme nivel de deuda pública ha sido una fuente de preocupación para los inversores durante algún tiempo, pero la amenaza de un derroche fiscal por parte del nuevo gobierno de coalición populista ha hecho que los vuelvan a asustarse de nuevo, elevando la rentabilidad de la deuda pública."Esperamos que los inversores regresen a Italia en el corto plazo", afirma Azad Zangana, economista y estratega senior para Europa de Schroders. Sin embargo, a largo plazo, todavía se muestran preocupados por la sostenibilidad de sus finanzas públicas. "Es probable que la mala demografía, la falta de inversión y el débil crecimiento de la productividad hagan que la economía se estanque en las próximas décadas", añade Zangana. En este sentido, creen que la deuda probablemente se convertirá en un problema, y ​​con Italia atrapada en una unión monetaria, Italia carece de la capacidad de devaluar su moneda o de manipular los rendimientos de sus bonos. Puede que la deuda pública italiana no haya llamado a las puertas todavía, pero sin duda vigila desde ellas. 

Japón: es poco probable que la fuerza laboral femenina "oculta" detenga la retirada de estímulos del Banco de Japón

Los datos recientes sobre salarios evidencian que las presiones salariales han aumentado en consonancia con la muy baja tasa de desempleo del país. Este bajo nivel de desempleo sugiere que el mercado laboral japonés no puede crecer más, pero la fuerza laboral femenina "oculta" es una fuente importante de crecimiento para la economía. En palabras del primer ministro Shinzo Abe, "lo que servirá como factor y resultado del crecimiento será movilizar el poder de las mujeres". Este es, según Piya Sachdeva, economista especializada en Japón de Schroders, un factor a largo plazo que debería ayudar a mantener un límite sobre los salarios, aunque "podríamos ver aumentos salariales coyunturales en el corto plazo". "Al estar más relajado con respecto a la meta de inflación del 2% y preocupado por los efectos secundarios de una política monetaria ultra flexible, el BoJ probablemente retirará gradualmente el estímulo a pesar del progreso limitado en la inflación", concluye Sachdeva.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.