Inicio / Noticia
Perspectivas 2019 /
Lucía Gutiérrez-Mellado (JP Morgan AM): “No queda duda de que 2019 está siendo bueno para todos los activos”
11:45 | 24/07/2019
  • Lo más preocupante de la guerra comercial no es su impacto económico en China y EE.UU., sino “la incertidumbre que está generando” a nivel global
  • El sector más afectado este año ha sido el manufacturero, algo que se refleja en el hecho de que “han vuelto a caer los índices PMI”
  • Los bancos centrales “vuelven a ser los protagonistas” en 2019, al apuntar a una bajada de tipos, lo que “explica el buen comportamiento de los mercados”
  • Las tires de la renta fija están muy bajas y no esperan grandes rendimientos de la renta variable, por lo que JP Morgan AM la infrapondera “ligeramente”
Por Irene Valiente

Todas las clases de activos han registrado rentabilidades positivas en la primera mitad de 2019, superando así todas las expectativas. “Si en diciembre alguien nos hubiera dicho que este iba a ser el resultado a finales de junio, no nos lo hubiésemos creído”, ha asegurado la subdirectora de estrategia para España y Portugal de JP Morgan Asset Management, Lucía Gutiérrez-Mellado.

Durante la presentación de las perspectivas de mercado de la gestora para el tercer trimestre en Madrid, ha señalado que “no queda duda de que este año ha sido bueno” para todos los valores, excepto para las posiciones de liquidez.

Al analizar el impacto que está teniendo el conflicto comercial en el crecimiento global y en China y Estados Unidos en concreto, ha apuntado que, hasta ahora, ambas economías “han conseguido más o menos contenerlo”. Por ello, considera que, lo más preocupante es “la incertidumbre que está generando” en el resto del mundo, ya que podría perjudicar a las inversiones de los empresarios y al consumo de las familias.

Hasta ahora, el sector más afectado, tanto en Estados Unidos como en Europa, ha sido el manufacturero, algo que se refleja en el hecho de que “han vuelto a caer los índices PMI”, aunque otros, como el de servicios, están compensando las pérdidas con buenos resultados. Además, los datos macroeconómicos se están estabilizando de nuevo y la tasa de paro en ambas zonas, “sigue estando en mínimos”, ha dicho.

Incertidumbre en Europa

Gutiérrez-Mellado ha hecho hincapié en la dependencia que tiene Europa de lo que ocurre a nivel global. Por ello, las tensiones comerciales le afectan de forma directa -lo que se refleja en la posible imposición de aranceles a su sector automovilístico por parte de EE.UU.- e indirecta –ya que muchas firmas de la región “se ven en medio de la cadena de producción” perjudicada por la guerra comercial-.

“Otro de los grandes problemas de Europa este año ha sido la incertidumbre política” provocada por las elecciones europeas, el enfrentamiento de la UE con Italia y la posibilidad de que se produzca un Brexit duro.

La relevancia de los bancos centrales

Para Gutiérrez-Mellado, los bancos centrales “vuelven a ser los grandes protagonistas” este año, con la diferencia de que, mientras que en 2018 se hablaba de la normalización de sus políticas, en 2019 ya está sobre la mesa la bajada de tipos, lo que, a su juicio, “explica el buen comportamiento de los mercados”.

En este sentido, la postura más sorprendente ha sido la de la Reserva Federal estadounidense, que ha dejado claro que va a bajar los tipos. “El debate es cuántas bajadas va a haber. Nos parece que el mercado ha sido bastante agresivo al descontar tres o cuatro: nosotros esperamos una o dos”, ha afirmado.

Pase lo que pase, a su juicio, una política monetaria más relajada podría ayudar a alargar el ciclo en Estados Unidos. Mientras, en Europa, la situación macro es “un poco peor” y el BCE “no se puede permitir” que EEUU baje tipos y Europa no porque perjudicaría a las exportaciones. Por eso, “no hay duda de que bajará los tipos en algún momento del año”.

Asignación de activos

“Reconocemos que es un escenario un poco más difícil para gestionar que hace dos años: las tires de la renta fija están muy bajas y tampoco esperamos grandes rendimientos de la renta variable”, ha admitido Gutiérrez-Mellado. Por eso cree que hay que estar “ligeramente infraponderados” en renta variable respecto a la renta fija.

Dentro de esta última, se inclinan por el high yield, deuda corporativa de baja calidad crediticia, tanto en Europa como en Estados Unidos. “Mientras veamos que el crecimiento global continúa en estos rangos (del 2,5%), sin inflación y con bajada de tipos, lo mantendremos”, ha asegurado.

Por otro lado, ha afirmado que la renta variable ha sido la “gran sorpresa” de 2019, al superar los datos macro y empresariales, por lo que el balance a finales de año “debería ser positivo”. A la hora de posicionarse, ha concretado que continúan sobreponderando la renta variable estadounidense, ya que allí el crecimiento de beneficios es “más sólido”, y se mantienen “algo infraponderados” en emergentes.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.