Planificación /
Siete consejos financieros para no descuidar el ahorro en las vacaciones
13:00 | 16/07/2021
  • Una vez que hayamos seleccionado nuestro destino vacacional, la primera premisa es crear un pequeño plan de ahorro periódico con antelación que nos evite endeudarnos en exceso para sufragar el coste de los planes estivales
  • Evitar, en la medida de lo posible, el uso excesivo de tarjetas de crédito para aplazar diferentes pagos. Si la cantidad de cargos es muy elevada, podrá conllevar el pago de altas comisiones, en concepto de intereses
  • Coincidiendo con la vuelta a nuestra rutina, es un buen momento para acudir a la entidad de confianza y solicitar una cita con un asesor financiero cualificado que pueda resolver todas las dudas sobre los productos financieros más adecuados
Por Futuro a Fondo

Después de un largo y duro periodo de pandemia, es momento de planificar las vacaciones más esperadas en mucho tiempo. El objetivo es recuperar el tiempo perdido con los mejores planes de playa, montaña o visitas culturales con familiares y amigos. Pero también es un momento idóneo, para revisar nuestras finanzas personales con el objetivo de optimizar al máximo nuestra capacidad de ahorro.  

El departamento de Educación Financiera de EFPA España ha elaborado un documento que recoge algunas claves para evitar gastar más de la cuenta durante el periodo estival y para afrontar la vuelta al trabajo sin sobresaltos en materia financiera.

Elaborar un plan de ahorro y ceñirse a él. Una vez que hayamos seleccionado nuestro destino vacacional, la primera premisa es crear un pequeño plan de ahorro periódico con antelación que nos evite endeudarnos en exceso para sufragar el coste de los planes estivales. Realizar un presupuesto realista, ajustado a nuestra capacidad económica, puede ahorrarnos numerosos quebraderos de cabeza a la hora de afrontar los costes veraniegos. Además, limitar nuestro presupuesto diario, desde los desplazamientos hasta el alojamiento, pasando por la manutención y los gastos fijos diarios, será una buena forma de evitar el despilfarro y no gastar por encima de nuestras posibilidades. 

Evitar endeudarse para ir de vacaciones, especialmente con créditos rápidos. Resulta fundamental trazar un plan de ahorro con varios meses de antelación, para evitar que los gastos derivados de las vacaciones no descuadren nuestras cuentas particulares. Descartar la idea de optar por créditos rápidos que conllevan costes elevados. 

Utilizar comparadores para conseguir mejores precios en los transportes y estancias. Conviene comparar diferentes alternativas de alojamiento y transporte para encontrar la más competitiva y que mejor se adapte a nuestros intereses. Resulta imprescindible estar muy atentos a las comisiones, recargos o gastos de servicios que muchas veces se esconden detrás de ofertas que se presentan como auténticos chollos. Suele ser útil leer los comentarios y opiniones de otros usuarios que hayan utilizado estos servicios.

Cuidado con las tarjetas de crédito, y evitar usarlas para pagar a plazos. Evitar, en la medida de lo posible, el uso excesivo de tarjetas de crédito para aplazar diferentes pagos. Si la cantidad de cargos es muy elevada, podrá conllevar el pago de altas comisiones, en concepto de intereses, que elevarán de forma muy abrupta nuestros gastos. En caso de que se contrate alguna, se deben revisar bien las condiciones.

Si se viaja a un país con otra moneda, hay que informarse de las condiciones del cambio de divisa, comisiones y tipo de cambio. Priorizar el pago vía tarjeta al pago en billetes, que tienen peor cambio. Si planificamos un viaje al extranjero, hay que contactar con nuestra entidad para revisar las condiciones de las tarjetas de crédito y débito y los acuerdos con entidades locales. Y si en el destino utilizan una divisa diferente al euro, es conveniente viajar con la divisa local en el bolsillo y evitar lo posible transacciones con bancos u oficinas de cambio del país o en el propio aeropuerto. De todas formas, hay que informarse antes de los tipos de cambio frente al euro y las variaciones.  

Planificación de nuestras finanzas a futuro. Estos últimos meses de pandemia han permitido a millones de españoles incrementar su capacidad de ahorro, al recortar sus gastos en partidas relacionadas con el ocio, lo que supone el escenario ideal para empezar a planificar la jubilación, por muy lejos que parezca. Cuanto antes empecemos a ahorrar, menor será el esfuerzo y mejorarán nuestras condiciones económicas para disfrutar con tranquilidad tras muchos años de trabajo. Pero, además, es importante analizar qué opciones de inversión nos ofrece el escenario actual para sacar la mayor rentabilidad a nuestros ahorros.  

A la vuelta, repasar la planificación financiera y preparar el final de año con un asesor financiero certificado. Coincidiendo con la vuelta a nuestra rutina diaria, es un buen momento para acudir a la entidad de confianza y solicitar una cita con un asesor financiero cualificado que pueda resolver todas las dudas sobre los productos financieros más adecuados, préstamos, hipotecas, ahorro para la jubilación…

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.