Henderson responde /
¿Qué es la volatilidad y cómo se gestiona?
14:30 | 08/02/2017
  • La volatilidad mide la frecuencia e intensidad con que oscila al alza o a la baja el precio de las acciones
  • Existen diversos factores que pueden desencadenar volatilidad, como el Brexit, los datos de crecimiento de China o una catástrofe natural
  • La medida más habitual de la volatilidad es la desviación estándar. Cuanto mayor es la volatilidad, más alta será la desviación estándar
  • La volatilidad coyuntural no tiene por qué ser un motivo para asustarse y tomar decisiones drásticas
Por Futuro a Fondo

Comprender qué es la volatilidad es clave para el proceso general que conlleva elegir las inversiones adecuadas, con independencia de si prefiere tomar su propia decisión de inversión o consultar a un asesor financiero. Con la ayuda de Henderson, respondemos las preguntas clave:

¿Qué es la volatilidad?

La volatilidad mide la frecuencia e intensidad con que oscila al alza o a la baja el precio de las acciones o el valor de un fondo durante un determinado periodo de tiempo. Una volatilidad del 10% se considera alta mientras que una volatilidad del 2% se puede considerar baja.

¿Qué provoca la volatilidad?

Existen diversos factores que pueden desencadenar volatilidad. Por ejemplo, la Bolsa del Reino Unido puede fluctuar debido a factores de diversa índole tanto internos o externos: la crisis de deuda de la Zona Euro, la ralentización económica en Estados Unidos y problemas procedentes de lugares tan remotos como China, todo ellos capaces de crear turbulencias en los mercados.

Los periodos de pérdidas o correcciones pueden venir seguidos de periodos alcistas, también conocidos como repuntes o rallies, y viceversa. Sin embargo, esta circunstancia es inherente al mercado bursátil.

¿Se puede medir?

La medida más habitual de la volatilidad es la desviación estándar, que mide cuánto se aleja o se desvía el valor de una inversión respecto a su valor medio durante un periodo de tiempo concreto, es decir, cuánto aumenta o disminuye. Cuanto mayor es la volatilidad, más alta será la desviación estándar.

Estos ejemplos corresponden a acciones que presentan una volatilidad más baja o más alta:

La Acción A tiene una desviación estándar (volatilidad) más baja comparado con la Acción B, que tiene una desviación estándar más alta.

En las estimaciones de volatilidad se intenta calcular la desviación estándar para predecir la variación de los rendimientos. Cuanto más alta es la cifra de volatilidad estimada, más podría oscilar una inversión al alza o a la baja a lo largo del tiempo.

¿Qué significa esto para mis inversiones?

En líneas generales, los inversores están más cómodos con una volatilidad inferior, aunque esto suponga ganar menos dinero con el tiempo. Los inversores se muestran más preocupados por la volatilidad cuando las bolsas están bajando. En estos casos, recuerde que las pérdidas o ganancias solo se materializan cuando se venden las participaciones.

Si se invierte con vistas al largo plazo, la volatilidad coyuntural no tiene por qué ser un motivo para asustarse y tomar decisiones drásticas. De hecho, puede jugar a su favor si invierte una cantidad mensual. Cuando los precios suben, el valor de su inversión aumenta y cuando bajan su aportación le permite comprar más.

¿Cuál es la mejor forma de manejar la volatilidad?

Suele decirse que repartir el riesgo a través de la diversificación es la primera regla de toda inversión. La diversificación en distintos mercados y clases de activos permitirá que sus ahorros se rentabilicen en distintos mercados, al tiempo que reducirá de forma significativa su exposición a una determinada área, ya que mientras una clase de activos se aprecia, otra se deprecia.

Las estrategias de inversión a largo plazo y de ahorro periódico le ayudarán a suavizar los altibajos que experimente por el camino. Conciliar su actitud respecto al riesgo con sus inversiones es crucial para obtener la cartera más ajustada a sus necesidades.

Tenga en cuenta que el valor de sus inversiones puede sufrir oscilaciones al alza o a la baja y es posible que no recupere el importe inicialmente invertido.

A tener en cuenta…

-La volatilidad mide la frecuencia e intensidad con que oscila al alza o a la baja el valor de una inversión.

-Los periodos de pérdidas pueden venir seguidos de ganancias y viceversa

-Las estrategias de inversión a largo plazo, la diversificación y los ahorros periódicos le ayudarán a suavizar los altibajos que pueda experimentar.

-Las pérdidas o ganancias solo se materializan cuando vende toda su inversión

-Al hablar con un asesor financiero, puede examinar su apetito por el riesgo y las opciones de inversión disponibles para hallar una solución que sea adecuada para usted.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.