Paula Mercado (VDOS) /
En qué consiste la inversión de retorno absoluto y cómo medir su éxito
11:15 | 09/05/2022
  • La inversión de retorno absoluto describe una categoría de estrategias y fondos de inversión que buscan obtener un rendimiento positivo a lo largo del tiempo, independientemente de si los mercados suben, bajan o se mueven lateralmente
  • Los fondos de retorno absoluto adoptan un enfoque completamente diferente al eliminar los índices de referencia convencionales y, en su lugar, esforzarse por lograr un rendimiento consistentemente positivo y niveles más bajos de volatilidad
  • Mientras que otros gestores de carteras están pensando en lo que puede salir bien en los mercados financieros, los gestores de retorno absoluta están obsesionados con lo que podría salir mal y gestionan el riesgo en consecuencia
Por Paula Mercado

La inversión de retorno absoluto describe una categoría de estrategias y fondos de inversión que buscan obtener un rendimiento positivo a lo largo del tiempo, independientemente de si los mercados suben, bajan o se mueven lateralmente, y lo hacen con menos volatilidad que las acciones. 

Aunque todos los fondos persiguen obtener un rendimiento positivo, lo cierto es que, desde que comenzaron a usarse índices como referencia de gestión, como por ejemplo el índice S&P 500 o el Eurostoxx 600, el éxito obtenido por la mayoría de los fondos se ha medido en términos relativos. Si un fondo supera su índice de referencia, se considera un éxito, incluso si su rendimiento es negativo. Si, por el contrario, un fondo tiene un rendimiento inferior al de su índice de referencia, se considera que ha tenido un mal comportamiento, incluso si ese fondo está cumpliendo con el objetivo que se propone. Los fondos de rendimiento relativo, por otra parte, rara vez establecen objetivos de volatilidad absoluta, prefiriendo también en este caso comparar su volatilidad con la de sus índices de referencia. 

Los beneficios de ser diferente

Los fondos de retorno absoluto adoptan un enfoque completamente diferente. Al eliminar los índices de referencia convencionales y, en su lugar, esforzarse por lograr un rendimiento consistentemente positivo y niveles más bajos de volatilidad, estos fondos pueden ofrecer una serie de beneficios potenciales cuando se agregan a una cartera ampliamente diversificada: reducción de la volatilidad general de la cartera, limitar las pérdidas en los mercados a la baja, ampliación de las fuentes de rentabilidad de la inversión, proporcionar un valioso potencial de diversificación, y mejorar el rendimiento ajustado al riesgo de una cartera.

Una forma de entender las estrategias de retorno absoluto es que representan las preocupaciones de una cartera. Mientras que otros gestores de carteras están pensando en lo que puede salir bien en los mercados financieros, los gestores de retorno absoluta están obsesionados con lo que podría salir mal y gestionan el riesgo en consecuencia.

¿Y cómo lo hacen? Las herramientas que utilizan los fondos de retorno absoluto para implementar sus estrategias pueden ser muy variadas. De hecho, estos fondos a menudo se denominan sin restricciones (unconstrained) porque pueden invertir en una amplia gama de instrumentos financieros (acciones, bonos, divisas, derivados, posiciones cortas); en definitiva, casi cualquier instrumento que pueda ayudar a ofrecer ese rendimiento positivo que persiguen, con menor volatilidad.

Lo que los fondos de retorno absoluto tienen en común es que generalmente se esfuerzan por obtener rendimientos que tengan una baja correlación con los mercados tradicionales de acciones y bonos. La correlación es una medida estadística que describe cómo se mueven las inversiones en relación entre sí. Si dos activos tienen una correlación de 1, se dice que están perfectamente correlacionados y generalmente generarán rendimientos en la misma dirección y en el mismo grado. Si dos activos tienen una correlación de –1, se consideran correlacionados negativamente, lo que significa que evolucionan exactamente en la dirección opuesta, pero en el mismo grado. Una correlación de cero significa que los dos activos no tienen ninguna relación en su comportamiento.

Esta falta de correlación puede ser útil para una cartera porque hay momentos durante las recesiones del mercado cuando las correlaciones aumentan entre las categorías de activos tradicionales, como acciones y bonos. De hecho, durante la venta masiva de 2008, los activos financieros disminuyeron notoriamente en una amplia variedad de categorías de activos en todo el mundo. El enfoque tradicional de mezclar acciones y bonos en cartera para la diversificación simplemente no fue suficiente para evitar pérdidas. Tener una parte de una cartera invertida en estrategias de retorno absoluto es una forma de ayudar a limitar las pérdidas, y potencialmente generar ganancias, en etapas en que ningún tipo de activo evoluciona al alza. 

¿Cómo se puede medir el éxito en la inversión de retorno absoluto?

Sin los índices de referencia tradicionales como guía, no es tan simple determinar si un fondo de retorno absoluto está haciendo bien su trabajo. Los inversores también pueden desanimarse durante etapas de mercados fuertemente alcistas en renta variable, cuando estas estrategias relativamente conservadoras casi siempre van detrás de los fondos tradicionales de acciones. Afortunadamente, hay dos métricas comunes que juntas pueden arrojar luz sobre el rendimiento de retorno absoluto: la desviación estándar y la ratio de Sharpe.

La desviación estándar mide la fluctuación o volatilidad del rendimiento de un activo financiero o de una cartera. La desviación estándar de un fondo de retorno absoluto debe ser significativamente menor que la de cualquier índice bursátil amplio, un 50% más, o menos. En igualdad de condiciones, la adición de una inversión de baja volatilidad a una cartera reducirá la volatilidad general de la cartera.

La ratio de Sharpe mide el rendimiento incremental alcanzado por cada unidad de riesgo asumido, según lo definido por la desviación estándar. Una ratio de Sharpe más alta sugiere un mejor rendimiento ajustado por riesgo.

El objetivo final de agregar un fondo de retorno absoluto a una cartera es mejorar el rendimiento ajustado al riesgo de toda la cartera, para lograr un mayor rendimiento incremental a partir de una combinación de inversiones menos volátil.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.