Paula Mercado (VDOS) /
¿Cuál es mi perfil de riesgo como inversor?
15:15 | 23/11/2020
  • La tolerancia al riesgo puede definirse como la cantidad de riesgo que un inversor está dispuesto a asumir a cambio de obtener un retorno a partir del capital invertido
  • Cuando los inversores reacios al riesgo corren riesgos con los que no se sienten cómodos, sufren ansiedad y se vuelven más propensos a tomar decisiones que están motivadas por el miedo, más que por la evolución del mercado
  • A la hora de planificar una inversión para el futuro, la edad de jubilación juega un papel vital para determinar los tipos de fondos en los que invertir
Por Paula Mercado

En términos de inversión, la tolerancia al riesgo se refiere a la capacidad de soportar pérdidas potenciales. También puede definirse como la cantidad de riesgo que un inversor está dispuesto a asumir a cambio de obtener un retorno a partir del capital invertido. Con el fin de ayudar a los inversores a tomar decisiones adecuadas a su nivel de tolerancia, muchos productos de inversión especifican su perfil de riesgo, es decir, el grado de amenaza al que un fondo puede enfrentarse. En función de su apetito por el riesgo, el inversor puede decidir qué fondos le resultan más adecuados.

Aunque esto puede parecer bastante sencillo, rara vez lo es. Los fondos con riesgo más alto también ofrecen rentabilidades más altas, mientras que los fondos con menores riesgos ofrecen retornos inferiores. Los inversores novatos pueden dejarse arrastrar por la codicia y la idea de aumentar su riqueza más rápido de lo esperado. Por lo tanto, antes de empezar a tomar nota de los fondos que le interesan, debería identificar su propia actitud hacia el riesgo, así como, lo más importante, su capacidad para gestionarlo.

Cuando los inversores reacios al riesgo corren riesgos con los que no se sienten cómodos, sufren ansiedad y se vuelven más propensos a tomar decisiones que están motivadas por el miedo, más que por la evolución del mercado. Esto puede significar pérdidas desastrosas y una mala experiencia de inversión. La mejor manera de evitar esta situación es identificar su tolerancia al riesgo antes de tomar cualquier decisión de inversión. Veamos algunos factores que pueden ayudarle en esta tarea.

Con frecuencia, el tiempo puede ser un factor crucial cuando se trata de los riesgos que estamos dispuestos a tomar. Si a invertir en fondos con un objetivo establecido a corto plazo, entonces no tiene tiempo para asumir riesgo y, en caso de que su inversión sufra un retroceso, esperar a que se recupere. Las inversiones orientadas a objetivos a corto plazo requieren precaución, focalizándose en garantizar que pueda obtener fondos suficientes para alcanzar ese objetivo. Así pues, tener en cuenta el tiempo de que dispone es el primer paso para determinar si usted debe asumir riesgo, aun cuando se muestre dispuesto a hacerlo.

A la hora de planificar una inversión para el futuro, su edad de jubilación juega un papel vital para determinar los tipos de fondos en los que invertir. Si usted se propone acceder a la jubilación anticipada para perseguir un sueño, lo más probable es que necesite hacer fuertes inversiones de capital para hacerlo realidad. Si se plantea jubilarse hacia los 60 años, deberá invertir en fondos que le sirvan como una renta o pensión en el futuro. En ambos casos, el riesgo al que se enfrenta un inversor es muy diferente. Los fondos de elevado retorno suelen tener también niveles altos riesgos, mientras que los fondos orientados a complementar una pensión son generalmente más seguros.

Sea cual sea su caso, entender la forma en que la adversidad afecta a su toma de decisiones es crucial. ¿El pánico sirve de estímulo para su mente, que se comporta con mayor brillantez bajo presión? ¿O se encuentra desesperado y deseando que todo haya terminado? Su reacción a los acontecimientos de la vida puede indicarle su nivel de riesgo como inversor en gran medida.

Dentro del mundo financiero, hay tres términos principales que los gestores utilizan para categorizar a los inversores y el nivel de riesgo que están dispuestos a asumir: agresivo, moderado y conservador.

Un inversor agresivo es alguien que sigue los movimientos del mercado y entiende muy bien las finanzas. Estos inversores están dispuestos a asumir riesgos y a menudo prefieren las estrategias de inversión activas a las pasivas. A este tipo de inversores no les preocupa invertir en pequeñas empresas desconocidas y generalmente están motivados por sus propias creencias en el producto y modelo de negocio de la compañía. No les importa correr riesgos.

Un inversor moderado es alguien que ciertamente está dispuesto a tomar riesgos, pero no hará todo lo posible para hacerlo. Su enfoque de las inversiones es generalmente equilibrado, con una colección de inversiones de alto y bajo riesgo en su cartera. Planifican horizontes de inversión tanto a largo como a corto plazo y pueden tener fondos con horizonte de inversión a 5 años, así como fondos a 15 años. En cuanto a los tipos de empresas en las que les gusta invertir, prefieren decantarse por empresas más grandes y establecidas más que por empresas más pequeñas con potencial de futuro.

Un inversor conservador es alguien que generalmente es reacio al riesgo. Eligen opciones seguras como los depósitos a plazo fijo para asegurarse de que no tienen que lidiar con ninguna volatilidad del mercado. Están más que dispuestos a sacrificar retornos muy elevados para obtener la comodidad de saber que no tienen que hacer frente a ningún riesgo.

Idealmente, no importa cuál sea su apetito por el riesgo, conviene asegurarse de que su cartera esté bien diversificada. De esta manera, puede tener lo mejor de ambos mundos y ver su riqueza crecer sin ningún temor a tener pérdidas.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.