Lecciones de historia /
La Burbuja de la Compañía de los Mares del Sur, una de las crisis financieras más salvajes de la historia
11:00 | 09/08/2019
  • Se fundó en 1711 en Inglaterra, recibió ese nombre porque consiguió tener el monopolio del comercio con América Central, América del Sur y el tráfico de esclavos
  • Su primera ruta comercial la hizo en 1917 pero a pesar de que no tuvo mucho éxito, se propagaron rumores acerca de lo victoriosas que resultaban y lo rentable que era aquel negocio en América, lo que pronto llevó a la especulación
  • En a penas un año, el valor de sus acciones se multiplicó por 10 en seis meses, para luego caer en su cotización en casi un 90%
Por Futuro a Fondo

La Compañía de los Mares del Sur se fundó en 1711 en Inglaterra y fue la responsable de una de las mayores crisis financieras de la historia. Recibió ese nombre porque consiguió tener el monopolio del comercio con América Central, América del Sur y el tráfico de esclavos, consiguiendo dicho control gracias a un acuerdo con el gobierno inglés en el que prometía financiarle, ya que debido a la guerra con España tenía una deuda muy elevada.

Gracias a este acuerdo, los titulares de deuda pública inglesa podían cambiarla por acciones de la compañía, la deuda paso a ser a perpetuidad y se fijó un tipo de interés anual del 6%, algo que resultó muy atractivo para aquellos que aceptaron el canje. Era un trato que beneficiaba a ambas partes, ya que así el gobierno inglés se refinanciaba, los inversores recuperaban la confianza y la Compañía de los Mares del Sur tenía una posición privilegiada para financiar su empresa.

Sin embargo, a pesar de fundarse en 1711 no pudo operar hasta casi 1713 debido a que Inglaterra se encontraba inmersa en una guerra con España, quien entonces controlaba casi todos los territorios del Nuevo Continente e impuso severas restricciones a la compañía.Su primera ruta comercial la hizo en 1917 pero a pesar de que no tuvo mucho éxito, se propagaron rumores acerca de lo victoriosas que resultaban y lo rentable que era aquel negocio en América, lo que pronto llevó a la especulación. La población había oído hablar de las riquezas de América, de las minas de oro y plata y se consideraba un negocio seguro ya que los colonos no tendrían problemas para comprar los productos ingleses.

En 1720, a pesar de que no se obtenían muchos frutos, la compañía le propuso al gobierno hacerse con toda la deuda en circulación, casi el 48% del PIB de la economía británica de aquel momento. Para llevar a cabo esta gigantesca operación, la absorción de toda la deuda inglesa, el valor de las acciones tenía que aumentar y se puso en marcha una campaña llena de rumores y noticias falsas que tenían como objetivo poner el nombre de la Compañía de los Mares del Sur en boca de todos.

En seis meses el precio de las acciones se multiplicó por 10

De esta forma, el precio de sus acciones pasó de 128 libras en enero de 1720 a 550 en mayo del mismo año y poco a poco se fue alimentando a la que sería una de las burbujas financieras más famosas de la historia: La Burbuja de la Compañía de los Mares del Sur. Su rápido aumento de valor provocó un frenesí e hizo que su atractivo aumentase aún más y en agosto de ese año su cotización ya alcanzó las 1.050 libras.

Cuando tocaron este precio todo empezó a caerse por su propio peso, el negocio comercial no funcionaba y cada vez estaba más claro que nunca conseguiría salir adelante, muchos accionistas importantes vendieron sus acciones, pero la gota que colmó el vaso fue cuando el propio consejo de administración empezó a deshacerse de las suyas.

El valor se desplomó y a finales de ese año la cotización de los Mares del Sur quedó en 100 libras. Se intentó frenar la caída pero todos los préstamos que se habían concedido hicieron que muchos bancos quebraran, los inversores no podían devolver los préstamos y la garantía de las acciones era papel mojado. Esto provocó una ruina generalizada y ante las protestas populares el Parlamento se disolvió y una comisión ocupó su lugar.

En a penas un año, el valor de sus acciones se multiplicó por 10 en seis meses, para luego caer en su cotización en casi un 90%. La crisis y la pérdida de dinero fue devastadora y a menudo se ha calificado como una de las crisis más salvajes de la historia.

“Puedo predecir el movimiento de los cuerpos celestes, pero no la locura de las gentes” dijo Isaac Newton quien se cree que también fue una de las víctimas de la Burbuja de La Compañía de los Mares del Sur.

Comentarios

Añadir nuevo comentario