Inicio / Opinión
Jenna Barnard (Janus Henderson Investors) /
2017: el fracaso en el pensamiento de consenso sobre los bonos
Por Jenna Barnard

El año 2017 para mí ha sido el ejemplo perfecto de fracaso en el pensamiento de consenso sobre bonos. Todo el mundo empezó el año, en enero, esperando unas rentabilidades más elevadas de los bonos del Estado, creyendo que habría un cambio de régimen hacia un mayor crecimiento y una inflación más elevada en la economía estadounidense pero, una vez más, estas expectativas no se cumplieron.

La inflación alcanzó su máximo en febrero y se desplomó después, por lo que no hemos observado señales de inflación de los salarios en ninguna economía de mercado desarrollado con bajas tasas de desempleo. Así que, en base a la experiencia de 2017, observamos cuántas veces había fracasado el consenso en lo que respecta a las rentabilidades de los bonos del Estado y vimos que, de los últimos 26 años, en 24 de ellos el consenso había pronosticado unas rentabilidades de los bonos del Estado más elevadas. Sólo dos de los años se pronosticó una rentabilidad menor.

Creo realmente que es algo endémico en nuestro sector y que explica el rendimiento inferior de muchas áreas de la gestión activa de fondos. En realidad, es un pronóstico bastante fallido que se repite año tras año y que además no se revisa.

¿Cuáles son los temas clave en 2018?

Creo que el principal tema para los mercados de crédito hoy, y en el futuro, es la divergencia y los cambios. Hemos visto enormes cambios en el sector, lo que causa problemas para ciertos bonos corporativos en nuestro mercado. La tecnología es obviamente una gran fuente para esto y lo observamos en el sector minorista de forma más obvia, pero también vemos el ejemplo del sector cervecero en EE. UU., con cambios por el aumento del cánnabis y las cervezas artesanas como alternativa.

Así que nos da la impresión de que realmente nos estamos quedando fuera de muchos sectores en los que tradicionalmente habríamos invertido porque se están volviendo muy impredecibles para nosotros y hay una falta de crecimiento bruto. Como resultado, las valoraciones de la renta variable están empezando a verse perjudicadas y creo que la disrupción, la divergencia, y a quién prestamos dinero son los temas principales para nosotros.

¿Cuáles son los principales riesgos y oportunidades para 2018?

El mayor riesgo para todas las clases de activos de bonos es, sin duda, la inflación salarial. Si el bajo desempleo que vemos en Reino Unido, EE. UU., Alemania y Japón se traduce en inflación salarial, entonces los bancos centrales volverán a entrar en juego y veremos subidas de los tipos de interés mucho más rápidas. Por el momento no lo vemos y la curva de Phillips está completamente deteriorada.

En términos de oportunidades para nosotros, creemos que en realidad la mayor oportunidad son los bonos del Estado. Australia es una economía muy interesante y muy divergente, así que nos gustan los bonos del Estado de ese mercado. Percibimos la economía de EE. UU. en una fase bastante avanzada del ciclo, por lo que buscamos oportunidades de compra en bonos del Estado y mercados de crédito.

Vamos a mantener esta disciplina y creo que seguiremos reduciendo el crédito más arriesgado en las carteras.

Jenna Barnard, codirectora de renta fija estratégica de Janus Henderson Investors

Sobre Jenna Barnard

Jenna Barnard es codirectora de renta fija estratégica de Janus Henderson Investors

Comentarios

Añadir nuevo comentario