Inicio / Noticia
Barómetro sobre las pensiones privadas en España /
La guerra comercial asusta y vuelve más conservadoras a las gestoras de pensiones españolas
10:15 | 12/09/2018
  • La asignación agregada media a renta variable ha experimentado una fuerte reducción, en algo más de cinco puntos porcentuales hasta el 35,9%, niveles no vistos desde mediados del año 2016
  • De esos cinco puntos cuatro corresponden a bolsa de la zona euro, la gran damnificada, que pasa de una asignación media en las carteras de los gestores de pensiones españoles desde el 26,6% al 22,4%
  • En el caso de la renta variable de la zona euro, continua siendo muy mayoritario el porcentaje de los que la ven o bien sobrevendida o neutral
  • Los activos alternativos fueron uno de los claros beneficiados superando la asignación media también la barrera del 6% y marcando en el camino máximos desde el tercer trimestre del año 2015
Por Futuro a Fondo

El Barómetro de las pensiones privadas en España del segundo trimestre que realiza Fondos Directo revela un posicionamiento mucho más defensivo que en trimestres anteriores, concretado por un lado en una destacada reducción de la exposición a renta variable, en particular de la zona euro, y por otro lado en un aumento de la asignación a renta fija y liquidez. La exposición a alternativos también aumenta significativamente y superaba el 6%, un máximo desde hace casi tres años. Este movimiento hacia posiciones más conservadoras se explica por las amenazas de guerra comercial y ciertos signos de desaceleración económica y no por valoraciones u otros criterios

Como explica Juan Manuel Vicente Casadevall, socio de Fondosdirecto, la asignación agregada media a renta variable ha experimentado una fuerte reducción, en algo más de cinco puntos porcentuales hasta el 35,9%, niveles no vistos desde mediados del año 2016, entonces en medio de fuertes correcciones en los mercados bursátiles asociadas al Brexit.

De esos cinco puntos cuatro corresponden a bolsa de la zona euro, la gran damnificada, que pasa de una asignación media en las carteras de los gestores de pensiones españoles desde el 26,6% al 22,4%. En términos relativos la exposición a renta variable emergente sufrió especialmente, pasando del 2,5% a un casi testimonial 1,3%. En el caso de la renta variable de la zona euro, continua siendo muy mayoritario el porcentaje de los que la ven o bien sobrevendida o neutral. En el caso de los emergentes aumentan los que la ven sobrevendida aunque de momento ello no se traduce en planes de aumentar exposición en los próximos meses.

Los receptores de las ventas en renta variable fueron la renta fija en algo más tres puntos, que pasó desde el 48,6% hasta el 51,6%, aunque los niveles se sitúan por debajo todavía de lo registrado hace sólo un año. Asimismo, las posiciones en liquidez aumentaron hasta el 6,2%, un nivel claramente superior al de los últimos trimestres, pero todavía lejos de los observados en los primeros trimestres del año 2016.

Finalmente, los activos alternativos fueron uno de los claros beneficiados superando la asignación media también la barrera del 6% y marcando en el camino máximos desde el tercer trimestre del año 2015. Parece inferirse que en fases de risk on las gestoras españolas tienen actualmente cierta preferencia relativa hacia los alternativos en lugar de la deuda y liquidez.

Los activos alternativos fueron uno de los claros beneficiados superando la asignación media también la barrera del 6% y marcando en el camino máximos desde el tercer trimestre del año 2015

En lo que respecta a la renta fija el aumento experimentado no se concentró en deuda de la zona euro como en ocasiones anteriores sino que se distribuyó a lo largo de todas las categorías incluyendo bonos del tesoro norteamericano y bonos emergentes. Destaca la excepción de la deuda española que pierde atractivo y aumenta su infraponderación entre los panelistas. No obstante, a futuro se espera que la exposición a los bonos nacionales aumente ligeramente. También destaca el fuerte deterioro de las valoraciones de los diferenciales de crédito en el caso europeo. Un mayoritario 71% de las gestoras lo ve sobrevalorado versus un 53% el trimestre anterior y casi ninguna lo valora de forma atractiva. Por el contrario, el crédito se observa valorado adecuadamente en Estados Unidos e infravalorado en el caso de los bonos emergentes.

Por último, la segunda pregunta del trimestre revela como el panel de forma aplastante (94% del mismo) piensa mantener las duraciones de sus carteras de renta fija. Sólo un panelista piensa reducirla, lo que dejaría claro que el aumento de tipos en Europa no es actualmente un escenario contemplado por los gestores de pensiones españoles.

Comentarios

Añadir nuevo comentario