Inicio / Noticia
Diez recomendaciones /
¿Cómo organizar la cocina para comer menos y mejor?
10:45 | 10/01/2018
  • Dedique el estante del frigorífico que está a la altura de los ojos a frutas y verduras
  • Retire el televisor de su cocina y el comedor
  • Habilite un armario específico para la “comida basura” y póngale una etiqueta
  • Coloque un frutero lleno en la encimera o la mesa
Por Futuro a Fondo

¿Sabía que podría consumir 100 calorías menos cada día sólo ordenando mejor su cocina? Según el doctor Brian Wansink y otros científicos del Food and Brand Lab de la Universidad de Cornell, la organización de su cocina tiene un gran impacto sobre qué y cuánto come.

En su libro, “Comiendo sin sentido: Por qué comemos más de lo que pensamos”, Wansink demostraba que simplemente haciendo pequeños cambios en esta estancia de la casa se puede conseguir que, sin apenas darnos cuenta o sin demasiado esfuerzo, comamos menos y mejores alimentos. Estos son sus diez consejos para organizar la cocina que pueden ayudarle a conseguirlo:

1. Empaquete sus snacks o aperitivos calóricos en bolsas más pequeñas

Cuando compre aperitivos como patatas fritas o galletas saladas, divídalos en bolsas pequeñas para evitar comerlos en exceso. En realidad, lo mejor sería descartar directamente este tipo de refrigerios y optar por otros más saludables como fruta natural o deshidratada, frutos secos o encurtidos, pero en pequeñas dosis podemos permitirnos algún capricho sin una ingesta calórica excesiva.

2. Dedique el estante del frigorífico que está a la altura de los ojos a frutas y verduras

La frase “comemos con los ojos” se aplica en este consejo. Si nos acostumbramos a colocar los alimentos saludables en el estante que tenemos a primera vista cuando abrimos el frigorífico, nos invitamos a consumirlos más fácilmente.

3. Reduzca el tamaño de los platos

En los últimos 20 años, el tamaño medio del plato de la cena en EE. UU. ha aumentado a más de 12 pulgadas. Esto significa que se ingieran un 22% más de calorías. La manera más fácil de comer menos es comer en platos más pequeños.

4. Beba en vasos más altos y estrechos

Medimos nuestras bebidas visualmente por la altura y no por el ancho del vaso. Es mucho mejor beber en vasos altos y estrechos porque creemos que estamos bebiendo más de lo que en realidad bebemos.

5. Habilite un armario específico para “comida basura”

Coloque los alimentos no saludables fuera del alcance de los ojos en los estantes inferiores o en los más altos. Puede, incluso, poner la etiqueta de “comida basura. La mayoría de las veces este tipo de alimentos se consumen porque están a la vista y por su apariencia atractiva. Esconderla reducirá de forma drástica su consumo.

6.Sirva la comida en platos antes de sentarse a la mesa

Evite comer al estilo “rancho” dejando en el medio de la mesa la fuente o la olla en la que se ha preparado la comida. De esta forma, evitará la tentación de comer más de lo que necesita. La investigación ha demostrado que cuando las personas preparan sus alimentos, consumen alrededor de un 14% menos que cuando consumen en pequeñas raciones, como se ve en los restaurantes familiares.

7. Retire el televisor de su cocina y el comedor

Cuando otras cosas suceden en su entorno, es más probable que les preste más atención que a la comida que está consumiendo. Evite realizar otras tareas mientras come como ver la tv, escuchar la radio o atender a su smartphone. Concéntrese en la comida, mastique despacio y disfrute de cada alimento.

8. Coloque un frutero lleno en la encimera o la mesa

Si coloca las opciones saludables en ubicaciones convenientes a nivel de los ojos, lo alentará a que coma de manera consciente. Mantener lleno el frutero también lo animará a comprar una variedad de productos frescos.

9. Use aparatos de cocina manuales

Deshágase de su abrelatas eléctrico y use uno de mano. Utilice un triturador de patatas y un exprimidor manual en lugar de aparatos eléctricos. Las tareas de cocina realizadas de forma manual fomentan el fortalecimiento de manos y brazos.

10. Coloque un listado de alimentos que aumentan la longevidad en la puerta del frigorífico

Además del horario del gimnasio y el menú del comedor de los niños, en la puerta del frigorífico puede colocar un listado de los mejores alimentos para fomentar la longevidad como, por ejemplo, nueces, pan integral, frutas y verduras. Por el contrario, también puede situar otra lista de “comida basura” como aperitivos salados, bebidas azucaradas endulzadas, carnes procesadas, dulces envasados. Ambas listas le ayudarán a recordar que debe ser consciente de lo que está comiendo.

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario