Inicio / Noticia
Recomendaciones de Deutsche Bank /
Cinco claves para un uso inteligente de su tarjeta en el "Black Friday"
11:30 | 23/11/2017
  • Las tarjetas nos pueden ayudar a controlar los gastos mensuales, puesto que en cada operación recibimos un comprobante, que nos permite llevar un registro a través de la banca online de lo que estamos gastando y lo que nos queda de saldo
  • Utilizar siempre sitios web seguros, realizar compras y transacciones solo en equipos privados, comparar el valor de los bienes en diferentes sitios y activar los servicios de aviso de confirmación de compra con la tarjeta de crédito son algunos consejos para evitar los fraudes
  • Es muy importante controlar el importe que te van a cobrar cada mes con la tarjeta de crédito y las repercusiones en términos de intereses para evitar que se liquide un importe mayor del que dispones en tu cuenta y esta se quede ‘en descubierto
Por Futuro a Fondo

Este viernes 24 de noviembre se celebra el ‘Black Friday’, la fiesta de los descuentos y gangas importada de Estados Unidos con la que arranca la campaña de compras navideña. Las rebajas especiales tendrán vigencia durante veinticuatro horas, pero muchos comercios probablemente alargarán la campaña hasta el lunes 27 de noviembre, fecha en la que se celebra el "Cyber Monday". Se trata de otro gran evento de origen estadounidense en el que exclusivamente cobran protagonismo las rebajas online. Luis Miegimolle, responsable de medios de pago de Deutsche Bank, ofrece algunas pautas para realizar un uso inteligente de las tarjetas de crédito en este "Black Friday":

 1. Utiliza las ventajas de tu tarjeta

“La ventaja inicial es que, en el caso de las tarjetas de crédito, el dinero que se va a emplear en las compras no tiene por qué estar en cuenta”, afirma Luis Miegimolle. “Otra ventaja es que la mayor parte de tarjetas incluye varios seguros, algunas veces gratuitos, cuyo objetivo en la mayoría de ocasiones es la compra protegida y segura. Y dependiendo del tipo de tarjeta, es posible acceder a diversos servicios exclusivos tales como asistencia médica internacional, seguro de accidentes o seguro de automóvil”, añade. “Además, muchas tarjetas también ofrecen la acumulación de puntos y la posibilidad de disponer de descuentos al hacer pagos con ellas. Estos puntos pueden cambiarse por productos, billetes de avión, alojamiento en hoteles o por otros servicios”, concluye Miegimolle.

2. Controla tus gastos y pon un límite a tu tarjeta

“Las tarjetas nos pueden ayudar a controlar los gastos mensuales, puesto que en cada operación recibimos un comprobante, que nos permite llevar un registro a través de la banca online de lo que estamos gastando y lo que nos queda de saldo. A su vez, el estado de cuenta mensual nos puede servir para ver si estamos gastando demasiado en algunas cosas y nos permite organizar el presupuesto del mes que viene”, explica Miegimolle. Además, prosigue: “El límite de crédito puede funcionar como una herramienta de control para no excederse con las compras. Así pues, adicionalmente al tope de crédito que fija la entidad, el titular puede determinar también un máximo de gasto diario o semanal”.

3. Compra seguro por Internet

Las compras por Internet han aumentado en los últimos años y los sitios web son cada vez más seguros, pero todavía hay que tener mucho cuidado para evitar los fraudes relacionados con la clonación de tarjetas de crédito y la venta de productos defectuosos. “Utilizar siempre sitios web seguros, realizar compras y transacciones solo en equipos privados, comparar el valor de los bienes en diferentes sitios y activar los servicios de aviso de confirmación de compra con la tarjeta de crédito son algunos consejos para evitar los fraudes”, asegura Miegimolle.

4. Para compras elevadas, fracciona los pagos

Las tarjetas ofrecen a sus titulares la posibilidad de pagar a plazos. “Las modalidades son tan diversas como la liquidación de las compras a fin de mes, el pago a plazos con la tarjeta por un importe mínimo o el pago a plazos por un porcentaje mínimo”, explica Miegimolle. Asimismo, advierte: “Es muy importante controlar el importe que te van a cobrar cada mes con la tarjeta de crédito y las repercusiones en términos de intereses para evitar que se liquide un importe mayor del que dispones en tu cuenta y esta se quede ‘en descubierto’”.

5. Haz un uso responsable de la tarjeta

“El uso responsable de la tarjeta es tan sencillo como hacer un ejercicio práctico basado en una serie de preguntas: ¿Necesito hacer esta compra? ¿Puede esperar? ¿Cuánto más va a costar? ¿Cuánto se abonará por los intereses y en cuántos meses se podrá pagar?”, afirma Miegimolle. “Hemos visto que una tarjeta de crédito tiene muchas prestaciones, pero al usarla conviene recordar cuáles son nuestros límites para no rebasar nuestra capacidad de pago. Si no tenemos control sobre el crédito tenemos otra opción: las tarjetas de débito, que están siempre asociadas al saldo que el cliente tiene en la cuenta corriente”, concluye.

Comentarios

Añadir nuevo comentario