Inicio / Noticia
Janus Henderson Global Dividend Index /
El aumento de los beneficios empresariales impulsa los dividendos hasta un nivel récord
11:30 | 21/05/2018
  • Se trata de una cifra total récord para este periodo ya que se batieron récords trimestrales históricos en Canadá y EE.UU.
  • Casi ocho de cada diez empresas estadounidenses incrementaron sus dividendos en tasa interanual, y los sectores tecnológico, financiero y de salud se situaron a la cabeza
  • En Europa se han realizado pocos repartos de dividendos durante el primer trimestre, y estos se vieron contenidos por un sesgo estacional hacia firmas farmacéuticas suizas y petroleras que están creciendo a menor ritmo
  • Janus Henderson ha mantenido sus previsiones para el crecimiento subyacente de los dividendos en el 6% este año, y se espera que se produzca una expansión en todas las regiones del mundo
Por Futuro a Fondo

El incremento de los beneficios empresariales impulsó los dividendos mundiales un 10,2% hasta 244.700 millones de dólares en el primer trimestre de 2018,según el Janus Henderson Global Dividend Index. Se trata de una cifra total récord para este periodo ya que se batieron récords trimestrales históricos en Canadá y EE.UU., al tiempo que se alcanzaron máximos para el primer trimestre en uno de cada cuatro países contemplados en el índice.

Asia-Pacífico (excl. Japón) fue la única región que no ganó terreno en materia de repartos, a causa del desplome de los dividendos extraordinarios en Hong Kong y de los recortes de la remuneración al accionista en Australia. El Janus Henderson Global Dividend Index cerró el trimestre en 174,2 puntos, lo que indica que, el año pasado, los dividendos mundiales fueron casi un 75% superiores a los registrados en 2009.

El crecimiento general de las distribuciones en el primer trimestre batió las previsiones de Janus Henderson, debido, sobre todo, a que el dólar estadounidense se depreció de manera constante. durante todo el periodo, lo que implica que los repartos denominados en otras monedas se convirtieron a unos tipos de cambio más favorables.

En tasa subyacente, el crecimiento de las distribuciones coincidió exactamente con las expectativas de Janus Henderson, del 5,9% interanual, perpetuando así el ritmo registrado en 2017.

Los patrones estacionales en el reparto de dividendos otorgan mayor peso a Norteamérica en el primer trimestre, puesto que casi todas las empresas realizan distribuciones trimestrales regulares a los inversores. El crecimiento subyacente en EE.UU. fue del 7,6%, y los repartos totales alcanzaron un récord trimestral histórico: 113.000 millones de dólares.

En general, casi ocho de cada diez empresas estadounidenses incrementaron sus dividendos en tasa interanual, y los sectores tecnológico, financiero y de salud se situaron a la cabeza. Canadá registró un crecimiento subyacente del 13,8%, el más elevado del universo desarrollado. El total de los repartos en este país, de 10.100 millones de dólares, también supuso un récord histórico, y todas las empresas presentes en el índice aumentaron o mantuvieron sus repartos.

En Europa se han realizado pocos repartos de dividendos durante el primer trimestre, y estos se vieron contenidos por un sesgo estacional hacia firmas farmacéuticas suizas y petroleras que están creciendo a menor ritmo. El crecimiento subyacente se situó en el 3,9%, aunque la apreciación de la moneda única impulsó el crecimiento general un 13,7%.

Janus Henderson ha mantenido sus previsiones para el crecimiento subyacente de los dividendos en el 6% este año, y se espera que se produzca una expansión en todas las regiones del mundo. La depreciación del dólar en los últimos meses ha impulsado las previsiones de crecimiento general y
Janus Henderson espera ahora que los dividendos aumenten un 8,5% en base general durante el ejercicio completo, hasta alcanzar un total de 1,358 billones de dólares, 10.000 millones de dólares más que en sus expectativas iniciales de enero.

Ben Lofthouse, responsable de Global Equity Income en Janus Henderson, cree que "2018 ha comenzado con paso firme en el plano de los dividendos. El crecimiento económico muestra solidez y la rentabilidad de las empresas se orienta al alza, lo que genera flujos de caja que las compañías pueden redistribuir a sus accionistas. La aceleración registrada en el crecimiento de los dividendos estadounidenses en el primer trimestre puede ser un primer indicio de que las firmas se sienten cómodas devolviendo a los accionistas parte del efectivo que han acumulado. Las recientes reformas del impuesto de sociedades estadounidense podrían impulsar esta tendencia. El segundo trimestre es un periodo importante para los repartos de dividendos en Europa, y asistiremos a un número muy superior de sectores y países que contribuirán al crecimiento en comparación con este primer trimestre. Es probable que la recuperación económica de esta región se traduzca en una expansión saludable de sus repartos. Los problemas de determinadas empresas en Australia tuvieron mayor repercusión en el primer trimestre de la que tendrán en el ejercicio completo, y también somos optimistas acerca de los mercados emergentes y Asia. Estamos confiados de que los inversores podrán celebrar un nuevo récord para los dividendos mundiales en 2018".

Comentarios

Añadir nuevo comentario