Inicio / Noticia
Salud y longevidad /
20 hábitos para una vida más sana y feliz
11:00 | 16/01/2018
  • Tener un propósito en la vida es una garantía para vivir más tiempo. Las estadísticas revelan, por ejemplo, que el grupo demográfico con más probabilidad de vivir más de 100 años son las mujeres que han tenido hijos después de los 40
  • Los estudios muestran que los bebedores moderados tienen una menor probabilidad de mortalidad y una mayor posibilidad de mantener las habilidades cognitivas en la vejez
  • Haga todo lo posible para dormir siempre 7,5 horas cada noche, lo que ayuda a mantener su sistema inmune funcionando al máximo. Las personas que duermen 6 horas cada noche son un 30% menos felices que las personas que duermen más
  • Moverse de forma natural durante todo el día: caminar, hacer jardinería, hacer las tareas del hogar es una parte esencial del estilo de vida de las zonas más longevas del mundo
Por Futuro a Fondo

A partir de la investigación de las zonas más saludables y más felices del mundo realizada por Blue Zones, hay algunos hábitos comunes que contribuyen a mejorar nuestra salud y felicidad. Recién estrenado el nuevo año, le proponemos que, en lugar de centrarse cómo perder 10 kg o de dónde sacar fuerzas para ir al gimnasio todos los días, se concentre en adquirir nuevos hábitos que mejoren su vida. "Vivir más tiempo y sentirse mejor es la suma de unas pocas elecciones pequeñas y fáciles que podemos incorporar a nuestra vida cotidiana", explica Dan Buettner, fundador de Blue Zones. Eso sí, trate de intentar los 20 hábitos a la vez, sino de elegir algunos e ir incorporándolos a su vida cotidiana:

1) Adopte una mascota

Los amigos peludos como los gatos y los perros ayudan con la soledad, el compañerismo y la felicidad, pero tener un perro también anima a las personas a caminar con frecuencia y regularidad.

2) Compre platos más pequeños

Para evitar abusar con la cantidad de comida, use platos más pequeños. Las investigación demuestra que cuando utilizamos platos de postre en lugar de los platos llanos, terminamos comiendo un 23% menos.

3) Coma más semillas y legumbres

En lugar de centrarse en lo que va a cortar de su dieta, comience el nuevo año centrándose en lo que necesita agregar a sus comidas. Las legumbres son el primer alimento que contribuye a la longevidad, así que compre garbanzos, lentejas, alubias negras, rojas, soja y disfrútelos en diferentes formatos como hummus, sopas, guisos y ensaladas.

4) Tenga un propósito

Tener un propósito en la vida es una garantia para vivir más tiempo. Las estadísticas revelan, por ejemplo, que el grupo demográfico con más probabilidad de vivir más de 100 años son las mujeres que han tenido hijos después de los 40. "Abracen su ikigai", como dicen en Japón. "Ikigai" es tu razón para levantarte todas las mañanas.

5) Busque fórmulas para combatir el estrés

El estrés crónico conduce a la inflamación y es la base de todas las enfermedades relacionadas con la edad, incluidos el Alzheimer y la demencia. Los centenarios en las regiones más longevas del mundo tienen formas efectivas de manejar el estrés diariamente. Para los sardos, esto significa una copa de vino y una charla con amigos al final del día. Para los adventistas del séptimo día en Loma Linda, esto significa una caminata en silencio por la naturaleza el sábado. Como alternativa al cambio descendente en la hora feliz, intente meditar. Incluso solo 10 minutos cada día pueden mejorar su perspectiva y reducir el estrés.

6) Beba alcohol, pero con moderación

Los estudios muestran que los bebedores moderados tienen una menor probabilidad de mortalidad y una mayor posibilidad de mantener las habilidades cognitivas en la vejez.

7) Encuentre un nuevo hobby o únase a un grupo

Puede ser un club de lectura, cuidar el jardín o un grupo para caminar. Incluso dos horas de bowling pueden quemar 490 calorías, y divertirse te dará un impulso de felicidad saludable también. Siéntate para comer comidas con familiares y amigos Los niños más felices del mundo, los niños holandeses, se sientan a desayunar con su familia con más regularidad que cualquier otro niño en el mundo.

8) Duerma lo suficiente

Haga todo lo posible para dormir siempre 7,5 horas cada noche, lo que ayuda a mantener su sistema inmune funcionando al máximo. Las personas que duermen 6 horas cada noche son un 30% menos felices que las personas que duermen más.

9) Muévase más

Moverse de forma natural durante todo el día: caminar, hacer jardinería, hacer las tareas del hogar es una parte esencial del estilo de vida de las zonas más longevas del mundo. Un día de sentarse, en el trabajo, en su automóvil, en su sofá, no puede repararse por pasar 30 minutos en el gimnasio. Así que levántese y muévase a lo largo del día, tomando frecuentes descansos de estiramiento, subiendo por las escaleras en lugar de utilizando el ascensor y realizando caminatas de 5-10 minutos cada día.

10) Salga de casa, todos los días

Incluso si trabaja desde casa o está cuidando niños pequeños o personas mayores en el hogar, asegúrese de salir lo más que pueda.

11) Coma más verduras

Comer siete o más porciones de frutas y verduras al día puede reducir el riesgo de muerte prematura en un 42%.

12) Coma menos carne y lácteos

Los autores del estudio encontraron que sustituir el 3% de las calorías diarias de proteína animal con proteína vegetal se asocia con un menor riesgo de muerte por cualquier causa: un 34% cuando los participantes cambiaron la carne roja procesada por proteína vegetal y un 19% cuando reemplazaron los huevos. Existe una evidencia científica considerable de que los patrones alimentarios saludables, como la dieta mediterránea, están asociados con un menor riesgo de Alzheimer y un deterioro cognitivo más lento. La dieta mediterránea es alta en vegetales, legumbres, frutas y nueces, y baja en carne y lácteos.

13) Cultive su religión o espiritualidad

En las zonas más longevas del mundo, los centenarios forman parte de una comunidad religiosa. "Las personas que prestan atención a su lado espiritual tienen tasas más bajas de enfermedades cardiovasculares, depresión, estrés y suicidio, y su sistema inmunológico parece funcionar mejor.

14) Únase a un grupo local o voluntario en su comunidad 

Las ciudades más felices del mundo tienen un alto compromiso con la comunidad y entornos que fomentan las conexiones sociales.

15) Siéntese a comer con familiares y amigos

Los niños más felices del mundo, los niños holandeses, se sientan a desayunar con su familia con más regularidad que cualquier otro niño en el mundo.

16) Haga voluntariado

Las personas que hacen voluntariado tienden a perder peso, tienen tasas más bajas de enfermedades del corazón y reportan niveles más altos de felicidad. Identifique lo que sabe hacer mejor y ofrézcase como voluntario.

17) Haga nuevos amigos

Conviértase en un nuevo amigo feliz: esa es una de las mejores cosas que puede hacer para aumentar sus niveles de felicidad. Tu felicidad aumentará un 15%. ¿Como? Vea los tres hábitos anteriores.

18) Disfrute de sus comidas, pero deje de comer antes de sentirse lleno

Uno de los habitantes más longevos del planeta son los que viven en Okinawa (Japón) que comen hasta que están llenas al 80%, una práctica conocida como hara hachi bu. Esta práctica saludable de restricción calórica y alimentación consciente promueve la salud y la longevidad.

19) Aproveche el domingo para preparar comidas saludables

Dedicando el domingo por la tarde a cocinas puede preparar varios menús saludables para las comidas o cenas de toda la semana. Emplee el día en cortar vegetales y tenerlos listos para usar como refrigerios y acompañamientos.

20) Hágase donante de órganos

No hay unos pocas acciones más poderosas que hacerse donante de órganos. No le costará ningún esfuerzo este acto de generosidad que, sin embargo, le proporcionará un impulso de felicidad. 

Comentarios

Añadir nuevo comentario