Ahorro y planificación /
Siete propósitos para mejorar nuestra salud financiera en 2018
12:15 | 11/01/2018
  • Procure destinar una cantidad limitada y realista para cada artículo que le haga falta y, sobre todo, asegúrese de que sus gastos corresponden con sus ingresos. 
  • Los fines de semana son los días ideales para empezar a realizar gastos hormiga: comidas con amigos, salidas a fiestas o bares o al cine representan fugas de dinero que es necesario presupuestar
  • En muchas ocasiones estamos tan concentrados en tratar de evitar que el dinero salga de nuestras carteras que olvidamos que existen formas de generar ingresos adicionales
  • El secreto para ahorrar es la disciplina. No importa si es para realizar un viaje, comprar una casa o un coche, ahorrar es un hábito que puede traernos grandes beneficios y, en ocasiones, hasta puede sacarnos de un apuro
Por Ana Llorens

Con la entrada de un nuevo año, vuelven los buenos propósitos a nuestra agenda. Los más habituales son perder peso, apuntarse al gimnasio y aprender inglés, pero entre estos grandes clásicos podríamos incluir mejorar nuestra situación financiera. Según datos de Eurostat, la tasa de ahorro de los hogares españoles cayó en el segundo trimestre del año por debajo del 6% de su renta bruta disponible, un dato que nos retrotrae a tiempos previos al estallido de la crisis financiera. Pero, si ahorrar es uno de los primeros propósitos que deberíamos plantearnos de cara al nuevo año, hay otras medidas que podemos tomar para mejorar nuestra salud financiera:

1. Sin deudas, sin preocupaciones

Y por qué no dedicar la paga extra o la bonificación que acabamos de recibir en el trabajo para saldar todas las deudas que tenemos con bancos, instituciones de préstamo o hasta con amigos y familiares. Tener deudas es motivo de preocupación constante, libérese de ellas y concéntrese en lo que
verdaderamente necesita.

2. Lo quiero, pero ¿realmente lo necesito?

Para ser un comprador inteligente es necesario que presupuestar nuestras compras porque en la mayoría de los casos tenemos un montón de antojos que realidad son artículos que no necesitamos o que simplemente no podemos pagar. Procure destinar una cantidad limitada y realista para cada artículo que le haga falta y, sobre todo, asegúrese de que sus gastos corresponden con sus ingresos. 

3. Evite los gastos hormiga

Los fines de semana son los días ideales para empezar a realizar gastos hormiga: comidas con amigos, salidas a fiestas o bares o al cine representan fugas de dinero que, en el momento de realizar su presupuesto del mes, deberá tener en cuenta para evitar gastar más de lo que puede permitirse.

4. Busque generar ingresos extra

En muchas ocasiones estamos tan concentrados en tratar de evitar que el dinero salga de nuestras carteras que olvidamos que existen formas de generar ingresos adicionales. Un trabajo de freelance o buscar opciones de inversión pueden ser excelentes formas de hacer crecer nuestro dinero.

5. Ahorre

El secreto para ahorrar es la disciplina. No importa si es para realizar un viaje, comprar una casa o un coche, ahorrar es un hábito que puede traernos grandes beneficios y, en ocasiones, hasta puede sacarnos de un apuro.

6. Asegúrese

Si bien es cierto que el gasto en seguros parece caer en saco roto, los accidentes suceden y, la mayoría de las veces, en el momento más inoportuno. Un seguro de hogar le tendrá protegido ante una inundación inesperada por dejarse un grifo abierto. piense que si no lo tuiera tendría que hacer frente a los daños ocasionados en la vivienda de su vecino. Un seguro de vida puede proporcionar a sus familiares unos ingresos extra si a usted le sucede algo o un seguro de decesos evita que el caso de su fallecimiento sus familiares tengan que hacer frente a los gastos fúnebres.

7. No olvide su plan de pensiones

Una cosa es el ahorro cotidiano para cubrir imprevistos, comprarse un coche o una casa o para las vacaciones y otra muy distinta es el ahorro para nuestra jubilación. Destine de forma habitual una parte de sus ingresos a un plan de pensiones o fondo de inversión para poder disponer en el momento de su jubilación de un ingreso extra que complemente la pensión pública. Sepa que, además, se beneficiará fiscalmente de las aportaciones y puede realizar traspasos entre diferentes productos a lo largo de su vida laboral.

Comentarios

Añadir nuevo comentario