Pequeños inversores con Self Bank /
Heredar ropa de un primo tiene mucho que ver con un traspaso de fondos
13:45 | 27/11/2017
  • Si estamos invirtiendo en el Fondo A pueden darse varias circunstancias: que no vaya bien, que creamos que no es adecuado para nosotros o que pensemos que hay alternativas mejores en el contexto actual
  • Podemos vender el fondo y recibir el dinero en cuenta generando plusvalías o minusvalías que deben incluirse en la declaración fiscal del año
  • Podemos hacer un traspaso a otro fondo que sea más adecuado o que nos guste más. En este caso, no existe ningún tipo de implicación fiscal
  • Los traspasos además pueden ser totales o parciales. En el primer caso, se pasa el total del capital de un fondo a otro. En el segundo caso, podemos mover solo una parte del Fondo A a otro Fondo B
Por Futuro a Fondo

Almudena va a regalar la ropa que ya no le vale a su prima pequeña. Algo que es a ella le parece más interesante que tirarla o venderla, porque así su prima puede aprovecharla. Aunque parezca que esta idea está muy lejos de un concepto financiero, este tipo de traspaso tiene mucho más que ver con un traspaso de fondos de lo que pueda parecer.

Para entender el traspaso de un fondo debemos saber que si estamos invirtiendo en el Fondo A pueden darse varias circunstancias: que no vaya bien, que creamos que no es adecuado para nosotros o que pensemos que hay alternativas mejores en el contexto actual; en estos casos, es posible por tanto que queramos cambiar a otro fondo en un momento dado. Para hacerlo existen varias opciones:

1.- Vendemos el fondo y recibimos el dinero en cuenta. Tendremos plusvalías o minusvalías que deben incluirse en la declaración fiscal del año.

2.- Hacemos un traspaso a otro fondo que sea más adecuado o que nos guste más. De este modo, desaparecerá de mi cuenta el Fondo A y aparecerá el nuevo Fondo B. En este caso, no existe ningún tipo de implicación fiscal.

La principal ventaja del traspaso es que en el momento del mismo no afloran las plusvalías o minusvalías obtenidas en la operación, siempre que se cumplan los requisitos marcados por la ley. Se produce un diferimiento fiscal hasta el reembolso definitivo del fondo, es decir, la venta.  De esta forma, podemos decidir cuándo nos viene mejor tributar a Hacienda.

Los traspasos además pueden ser totales o parciales. En el primer caso, se pasa el total del capital de un fondo a otro. En el segundo caso, podemos mover solo una parte del Fondo A a otro Fondo B, conservando otra parte del Fondo A. También podemos mover el total del Fondo A a varios fondos de destino, diversificando nuestra cartera.

A la hora de poner esto a la práctica debemos tener en cuenta que se pueden usar los traspasos para hacer ajustes en la cartera, con la ventaja de no tener que tributar hasta que no se venda. Este tipo de operaciones únicamente se pueden realizar en el mercado nacional, ya que en otros países no existe la figura del traspaso.

Este y otros términos económicos forman parte del proyecto de educación financiera Pequeños Inversores, puesto en marcha por el banco digital Self Bank junto a 25 gestoras de fondos, con el que se busca desmitificar que las finanzas son complicadas y que hasta un niño es capaz de explicarlas.

Comentarios

Añadir nuevo comentario