Pequeños inversores con Self Bank /
¿Cómo gestionar las divisas en un fondo de inversión?
11:15 | 31/08/2017
  • Es la moneda en la que se encuentra denominado el fondo de inversión, en la que se expresa el valor liquidativo del mismo
  • En algunos casos, la divisa del fondo suele elegirse en función del país en el que se está invirtiendo mayoritariamente
  • Es importante saber que, si la divisa no es el euro, asumimos el riesgo adicional de evolución de la divisa
  • Para evitar estas variaciones, existen fondos que incluyen en su estrategia la cobertura de la divisa y así no les afecta si esta sube o baja
Por Futuro a Fondo

La divisa para un niño es solamente con lo que pagas en otros países: euros, dólares, etc; una moneda o billete que debes saber cuánto vale para tener una idea sobre qué te puedes comprar con ellos. Pero el término va más allá si se relaciona con un fondo de inversión.

Para explicar qué es la divisa de un fondo hay que precisar en primer lugar que es la moneda en la que se encuentra denominado el fondo de inversión. Es decir, en la que se expresa el valor liquidativo del mismo. Algunas de las divisas que puedes encontrar son: euro, dólar americano, libra esterlina, yen japonés, dólar australiano, dólar canadiense, corona danesa, corona sueca, dólar de Hong Kong o franco suizo.

En algunos casos, la divisa del fondo suele elegirse en función del país en el que se está invirtiendo mayoritariamente. Así, si tenemos un fondo que invierte exclusivamente en compañías estadounidenses, lo más común es que la divisa en la que se encuentra denominado el fondo sea el dólar.

Pero existe también la posibilidad de invertir en un fondo que opera globalmente en acciones europeas, japonesas, estadounidenses, latinoamericanas… En estos casos, hay que elegir una divisa común para dar el valor liquidativo, y se suele optar por el dólar o el euro.

Es importante saber que, si la divisa no es el euro, asumimos el riesgo adicional de evolución de la divisa. Supongamos que invertimos 5.000 euros en el Fondo A, que invierte en EE.UU. y está en dólares; si el fondo sube un 5%, lo que a priori yo esperaré es ver 1.050 euros en mi cuenta. Sin embargo, al ir a comprobarlo solo tengo 975 euros. ¿Qué es lo que ha pasado? Esto se debe a que el dólar ha caído, por lo que, al traducir los dólares a euros, el efecto total es negativo (-2,5%) y por eso la cantidad es inferior.

Para evitar estas variaciones, existen fondos que incluyen en su estrategia la cobertura de la divisa y así no les afecta si esta sube o baja. Estos son fondos con divisas hedge. A veces los podemos identificar porque al final de su nombre incluyen una H; en otras ocasiones, podemos comprobar si el fondo cubre la divisa consultando los documentos legales del mismo.

Teniendo en cuenta esto, antes de invertir en otra divisa hay que tomar conciencia de que esto supone un riesgo adicional y que se debe analizar la evolución que se espera de la misma, así como vigilarla.

Para explicar éste y otros muchos conceptos financieros, Self Bank junto a 25 gestoras de fondos ha puesto en marcha el proyecto educativo, Pequeños Inversores, con el que se pretende desmitificar que las finanzas son complicadas y que hasta un niño es capaz de explicarlas.

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario